Agricultura y Acuicultura: Una gran sociedad para nuestro territorio

121

Por Ricardo Montesinos Iroumé
Director de SAGO A.G.

En el año 2050, la población mundial será de 9 mil millones de personas, lo que ciertamente constituye un enorme desafío para la industria alimentaria, desde el punto de vista de la necesidad de producir mayores cantidades de alimento con el menor efecto ambiental posible.

Uno de los nutrientes más relevantes para la vida de la población son las proteína, de distintos orígenes: vegetales o animales, todas ellas irreemplazables para una buena nutrición.

Para el año 2030 la FAO estima que se necesitarán 37 millones de toneladas adicionales de productos del mar para satisfacer las necesidades de proteína de la población. En tanto para el año 2050 la demanda de proteína se duplicará. La pregunta cabe de cajón ¿Cuáles serán las fuentes de proteína?

Lo cierto es que la pesca tradicional ha alcanzado su máxima producción. Por otro lado, las industrias de aves y cerdos pueden seguir desarrollándose, pero su crecimiento estará fuertemente limitado, al igual que la producción de carne bovina, a los altos costos de producción y restricciones ambientales y espacio físico. Nos guste o no, por eficiencia de conversión, la acuicultura asoma como la más probable opción para suplir la mayor demanda de este vital nutriente; eso sí en la medida que sea capaz compatibilizar de buena forma la producción y el ambientalmente.

Lo que podría sonar como amenaza para la agricultura, puede convertirse en una gran oportunidad, ya que la producción acuícola demandará cada vez más granos nacionales, los que a diferencia de los importados, son trazables y de disponibilidad asegurada; un aspecto no menor a considerar luego de las dificultades logísticas generadas por la pandemia.

Hoy el sector agrícola ya es un importante abastecedor de granos para los salmones, pero si se quiere mejorar aun más esta posición, son necesarios algunos cambios tecnológicos importantes en los predios; también serán necesarios acuerdos comerciales entre los distintos actores que permitan negocios de largo plazo y, condiciones normativas y legales que permitan el desarrollo de esta vinculación productiva.

Publicada en la edición del domingo 18 de julio, del diario El Austral de Osorno

Comenta!