Aplazan Censo de 2023 para 2024 por razones técnicas derivadas de la pandemia

47

El Ministerio de Economía y el Instituto Nacional de Estadísticas informaron a través de un comunicado la postergación del Censo de Población y Vivienda previsto para 2023, para el primer semestre de 2024 (marzo-junio).  

La postergación «obedece a razones técnicas derivadas en gran parte por la situación sanitaria del país en relación con la pandemia del COVID, que no ha permitido realizar un plan de pruebas exhaustivo para garantizar un buen proceso de implementación del levantamiento del Censo», señala el documento. 

El Censo «requiere de un trabajo de diseño, preparación y testeo para reducir al mínimo eventuales inconvenientes de la labor de implementación del trabajo de campo, con el objeto de asegurar la máxima calidad y confiabilidad a los datos que perdurarán hasta el próximo Censo; datos que son fundamentales para la adecuada toma de decisiones, tanto en el ámbito de las políticas públicas como para decisiones del ámbito privado», manifiesta el comunicado.

La decisión fue respaldada de manera unánime por el Comité Asesor para el Censo, quienes se reunieron con el INE y el Ministerio de Economía el 23 de mayo. Esta visión del Comité ya había sido planteada en su reunión del 26 de abril, cuando tal consejo recomendó la necesidad de aplazar el levantamiento dado que no era factible su aplicación en abril-junio de 2023.  

Por ahora, «el Censo abreviado realizado en 2017 permite cubrir adecuadamente los requerimientos de información actuales para la toma de decisiones oportunas y pertinentes en el ámbito de las políticas públicas hasta el año 2025; momento en que se conocerán los resultados del Censo 2024», aseguran desde el Ministerio. 

El gobierno manifestó en este comunicado estar «comprometidos en avanzar en la tramitación de la ley que cambia la institucionalidad del INE. Estos cambios buscan fortalecer al INE y respaldar la importante labor estadística que realiza. Esta nueva institucionalidad permitirá al organismo tener acceso en el futuro a mejores fuentes de información y datos administrativos para realizar su labor y dará una mayor autonomía política y capacidad técnica a nuestro sistema estadístico».  

 

Comenta!