Aumentaron en un 107% atentados incendiarios durante 2018 en la macro zona sur

El informe entregado recientemente por el Barómetro de Conflictos 2018 evidenció la más alta cifra de denuncias de hitos violentos con connotación indígena en los 10 años que se realiza este estudio. Multigremial de La Araucanía hizo un enérgico llamado al Gobierno a ejercer la autoridad y a hacer cumplir el Estado de Derecho.

La visita del Papa Francisco I, la presión de salida de la cárcel para realizar un “acto religioso” del condenado en la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, Celestino Córdova, la presión sobre el juicio contra los hermanos Trangol imputados y condenados por incendio de iglesia, la muerte de Camilo Catrillanca al interior de la comunidad Temucuicui en procedimiento policial tras robo de vehículo a docentes rurales, fueron parte de los móviles por los que se perpetraron 124 atentados incendiarios en las regiones del Bío Bío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos durante el año 2018, según el Barómetro de Conflictos con Connotación Indígena que realiza la Multigremial de La Araucanía.

El estudio evidenció un aumento en un 107 % respecto a los atentados incendiarios del año 2017 (60). En el año 2018 según lo establecido en las denuncias se quemaron en las cuatro regiones: 57camiones, 16 viviendas, 15 iglesias más, 10 galpones, 4 cabañas de veraneo, 3 helicópteros, 3 centros de eventos turísticos, 3 bosques, 2 colegios rurales, una sala cuna al interior de una comunidad indígena, un centro de rehabilitación, dependencias de oficina de buses, una ruca, dependencias de un servicentro en la ciudad de Ercilla, dependencias escolares y de servicio de salud, maquinaria forestal, maquinaria agrícola, maquinaria vial.

Los meses de julio y noviembre del 2018 fueron los que concentraron la mayor violencia en el año, pues la presión pública hacia el Gobierno ejercida simultáneamente por grupos organizados en distintas comunas de las regiones del Bio Bio y La Araucanía, generaron en el mes de noviembre, post muerte de Camilo Catrillanca, un clima donde atentados incendiarios, amenazas, cortes de rutas y de accesos a distintas ciudades, sumaron la más alta cifra de denuncias de hitos violentos con connotación indígena en los 10 años que se realiza el Barómetro por parte de la Multigremial de La Araucanía. Cabe consignar que las 22 denuncias registradas en el mes de noviembre en la Región del Bío Bío y 78 en La Araucanía, produjo un clima de inquietud social y productiva.

Durante el año 2018 se debió incorporar a las estadísticas del Barómetro, la Región de Los Lagos, ya que se comenzaron a perpetrar ataques incendiarios a contratistas forestales y viales en tres comunas de la Provincia de Osorno. Se evidenció un aumento de un 88% en el número de denuncias realizadas respecto al año 2017, es decir, de 170 se pasó a 319 en el año 2018.

Asimismo, 28 tipos de actores fueron violentados cuantitativamente; agricultores y pequeños parceleros fueron los mayormente violentados, contratistas y trabajadores forestales, de la construcción, del sector vial, de telecomunicaciones, de transporte público, empresas privadas, comunidades religiosas católicas y evangélicas, comunidades educativas, transportistas, funcionarios públicos diversos, policías (Carabineros y PDI), municipios, sufrieron incendios, usurpaciones, robos, amenazas, intimidación con armas de fuego, entre otros delitos. Todo esto en 35 comunas del sur del país.

El conflicto sobre todo en La Araucanía, fue en franca alza cuantitativa y escaló la violencia produciendo un clima de inseguridad en la ciudadanía especialmente a finales del año 2018.

Llamado al Gobierno y Parlamentarios

Frente al aumento de esta escalada de violencia que se vive en el sur de Chile, el presidente de la Multigremial de La Araucanía, Luciano Rivas, manifestó su preocupación. “Hacemos un enérgico llamado al Gobierno a ejercer la autoridad y a hacer cumplir el pleno Estado de Derecho con todas las herramientas legales que entrega nuestro ordenamiento jurídico”.

A su vez , el máximo dirigente de los gremios productivos de la región solicitó al gobierno y a los parlamentarios que se discuta de forma inmediata los proyectos de reforma a la Ley Antiterrorista y la Ley de Inteligencia, además del proyecto de Ley presentado por el diputado Mellado que busca aumentar las penas por el delito de usurpación.

Por otro lado, el presidente de Mga también hizo mención a la ley indígena señalando que “no hemos visto real voluntad de este Gobierno de reformar la política de compra de tierras, a nuestro juicio la principal causa de la violencia que se vive en La Araucanía”.

Asimismo, Luciano Rivas , propuso que el gobierno cree una mesa técnica, acotada y con profesionales idóneos para abordar de manera específica estos temas regionales. “Para ello nos ponemos a disposición con nuestro equipo técnico y la información levantada durante estos 10 años de trabajo”.

Por último, el dirigente sostuvo que “es el momento de actuar enérgicamente contra la violencia y terrorismo que nos aquejan por tantos años y que hoy las cifras objetivas muestran un exponencial aumento”.

Comenta!