CDE se querelló por desvío de río hacia predio de Huilo Huilo y evalúa demanda por daño ambiental

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló en contra de quienes resulten responsables por el delito de usurpación de aguas desde la Reserva Nacional Mocho Choshuenco hacia un predio de Huilo Huilo. La institución también evalúa denunciar por daño ambiental. 

Una querella criminal interpuso el Consejo de Defensa del Estado en contra de todos quienes resulten responsables en calidad de autores, cómplices y/o encubridores por el delito de usurpación de aguas desde la Reserva Natural Mocho Choshuenco hacia un predio de la empresa Huilo Huilo.

La acción penal, presentada a través de la Procuraduría Fiscal del Consejo en Los Ríos, se establece luego de que este 19 y 20 de abril del 2021, se constatara el desvío del curso de agua (de origen glaciar) mediante una obra realizada con maquinaria pesada, permitiendo que esas aguas ahora sean redirigidas hacia el río Truful, afluente emplazado dentro de Huilo-Huilo, comuna de Panguipulli.

De acuerdo a los hechos descritos, se advierte que sus autores habrían desviado y extraído aguas desde un cuerpo de agua, que tiene calidad de bien nacional de uso público.

En cuanto a la querella presentada por el CDE por usurpación de aguas, el documento especifica que como consecuencia se arriesgan “las penas de presidio menor en su grado mínimo a medio y multa de veinte a cinco mil unidades tributarias mensuales, los que sin título legítimo e invadiendo derechos ajenos: Sacaren aguas de represas, estanques u otros depósitos; de ríos, arroyos o fuentes, sean superficiales o subterráneas; de canales o acueductos, redes de agua potable e instalaciones domiciliarias de éstas, y se las apropiaren para hacer de ellas un uso cualquiera”.

Junto a la querella presentada, el Consejo de Defensa del Estado, de acuerdo a las atribuciones que le otorga la ley, se encuentra además recabando la información necesaria en coordinación con los Servicios con competencia ambiental sobre la materia, a fin de evaluar la presentación de una demanda por daño ambiental.

Cabe recordar que el jueves 22 de abril, detectives de la Brigada de Delitos contra el Medio Ambiente (BIDEMA) y peritos del Laboratorio de Criminalística (LACRIM) de la PDI, concurrieron hasta la Reserva Nacional Mocho Choshuenco para investigar el desvío del río.

Además de la autodenuncia presentada por la empresa Huilo Huilo, quienes asumieron la intervención argumentando que se trataría de trabajos para la mantención de un camino para la temporada de nieve.

Por otro lado, el Director Regional de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) Eduardo Rodríguez manifestó que la responsabilidad de la SMA es determinar si la intervención del cauce se relaciona con la central Huilo Huilo que tiene una aprobación ambiental que data del año 2015.

Fuente: rioenlinea.cl

Comenta!