Clínica Las Condes asegura que otras cuatro personas se aplicaron dosis extras de la vacuna

La Clínica Las Condes emitió sus descargos este martes ante el sumario sanitario realizado por la Seremi de Salud Metropolitana a raíz de la tercera dosis aplicada al presidente del directorio de la CLC, Alejandro Gil, el cual no sería el único, ya que se reconocieron otros cuatro vacunados más con tercera dosis.

El hecho se registró el pasado 3 de julio, cuando Gil -de 73 años- fue inoculado con una dosis extra de la vacuna Pfizer, a pesar de contar con su esquema completo de vacunación con Sinovac. Esto, según indicaron, porque su cardiólogo lo recomendó luego que su examen de anticuerpos tuviera malos resultados, lo que finalmente fue denunciado por el Gobierno.

«A raíz de los hechos acusados en el sumario sanitario, la clínica analizó todos los antecedentes relativos a los distintos EPRO (errores programáticos en la plataforma de vacunación) que han ocurrido en sus dependencias. Producto de ello se han detectado cuatro EPRO que fueron debidamente informados a la autoridad sanitaria, en los cuales se aplicaron tres dosis de vacunas contra el Covid-19″, se indicó en los descargos de la CLC, según consignó La Tercera.

Esto quiere decir que las enfermeras que vacunaron a Gil accedieron a inocularlo, pero informaron en la plataforma del Ministerio de Salud un «error programático», es decir, un EPRO en la plataforma del Registro Nacional de Inmunizaciones, el cual no fue el único, sino que hay otras cuatro personas más con una tercera dosis.

Los casos de inoculaciones extras fueron registrados el el 18 de marzo, luego el 3 y 14 de abril se reportó en dos ocasiones el segundo caso, el 31 de marzo hay registro de un tercer caso y el 13 de abril otro, y aunque fue avisado «la respuesta oficial fue el seguimiento y estudio de la situación, pero no la apertura de un sumario sanitario como intempestivamente ocurre ahora», explicaron.

Y, agregaron, que existe un cambio de criterio «abismal» por tratarse de Gil, pero que «ante casos análogos, ha obrado en forma diametralmente opuesta en el ejercicio de su potestad pública» y que «parece injustificado e incomprensible cómo para los casos de EPRO de marzo y abril de 2021 la autoridad no inició sumarios sanitarios, pero, ahora, cambia radicalmente de opinión y sin mayor fundamento inicia un procedimiento sancionatorio».

El Ministerio de Salud, en tanto, sostuvo que no tienen antecedentes sobre estos nuevos casos y que solo tienen conocimiento de los 10 pacientes con condición de inmunodeprimidos que han sido autorizados por el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) para un refuerzo de la vacuna Pfizer.

Fuente: Cooperativa

Comenta!