Constituyentes de la zona esperan acabar su trabajo en el plazo establecido, pese a desconfianza de las encuestas

Según las condiciones ya establecidas para la Convención Constituyente encargada de redactar la nueva carta magna del país, son nueve meses de trabajo desde que sesione por primera vez, con la opción de extender el plazo en tres meses más, es decir, un año en total, para terminar de escribir una nueva constitución.

Luego, será el plebiscito de salida el que determine si el nuevo documento será finalmente el que comience a regir en el país por los próximos años. Sin embargo, según la encuesta Cadem publicada el domingo por la noche, un 54% de los chilenos no confía en que se cumplan los plazos de trabajo.

Es por eso que los constituyentes electos en el Distrito 25 coincidieron en que deberán cumplir con el máximo de los esfuerzos y trabajo para lograr redactar el documento en los plazos establecidos.

Mario Vargas, electo por la Lista del Apruebo, señaló que el tiempo es prudente para el trabajo encomendado, aunque podrían definirse nuevas extensiones en el reglamento que tienen que elaborar.

Por su parte, Cecilia Ubilla, electa en la lista Vamos por Chile, indicó que es difícil aumentar el plazo, y que los constituyentes deben estar a la altura del desafío que significa redactar la nueva carta magna.

Harry Jürgensen, constituyente electo con primera mayoría en el distrito 25 y también de la lista Vamos por Chile, declinó referirse al tema.

Respecto de otros resultados que arrojó Cadem, un 52% dijo mostrarse sorprendido por los resultados, aunque mayoritariamente quienes pertenecen a estratos socioeconómicos altos y que se identifican con la derecha y el centro político. Además, el 62% cree que se respetarán las reglas acordadas incluyendo el quórum de ⅔ para aprobar las normas.

Comenta!