Denuncian que grupo chileno adquirió estancias patagónicas de Argentina infringiendo la ley

75

Una empresa chilena es denunciada en Argentina por una presunta compra ilegal de tres estancias patagónicas, con más de 60.000 hectáreas de naturaleza, en el sur del país trasandino.

Según informó Clarín, el grupo nacional Explora, dedicado al turismo de alta gama, compró las estancias “El Cóndor”, “Melenik” y “Veranada de Jones” mediante un mecanismo que -aseguran- infringe leyes sobre compra de inmuebles de grandes extensiones en Argentina.

En detalle, las leyes en cuestión son: Ley de Tierras, que establece que los extranjeros no pueden comprar más de mil hectáreas en territorio nacional; y la Ley de Zona de Frontera, que indica que ningún extranjero ni persona jurídica puede comprar tierras en zona de frontera sin previa autorización del ente correspondiente.

La denuncia, realizada por dos accionistas de la empresa Cielos Patagónicos S.A. -que era dueña de este sector-, señala que el grupo chileno usó una maniobra para simular que el comprador era argentino y así burlar las dos leyes en cuestión.

“Estas tierras están justamente en la zona del conflicto con Chile por el Lago del Desierto. A su vez el Famoso Hito 62, que marca el Límite Internacional entre Argentina y Chile, está dentro de Estancia El Cóndor. El Hito 62 es famoso por estar en la zona del conflicto con Chile de Lago del Desierto”, explicaron los denunciantes, según consignó el medio antes citado.

MECANISMO UTILIZADO

En junio pasado, la Justicia argentina ordenó un allanamiento al estudio jurídico Pérez Alatti, Grondona, Arnsten, Martinez de Hoz (PGBAM), que es patrocinante del conjunto de sociedades del grupo chileno Corpora (entre ellos Explora) y cuyos miembros aparecen como directores titulares o presidentes de todas estas sociedades, aunque con un capital social -tanto directo como indirecto- en manos de la familia chilena.

“El allanamiento permitió obtener los detalles de cómo fue armado el mecanismo fraudulento de la estructura de cajas chinas para simular que el comprador es de nacionalidad Argentina. De allí surge que no son argentinos, sino que han puesto marionetas argentinas controladas 100 por ciento por la familia chilena y de esta forma han burlado las Leyes Nacionales”, detalló a Clarín el abogado de la querella, Eduardo Barcerast.

Finalmente, el persecutor advirtió que la maniobra “no es más que una simulación ilícita para esconder la nacionalidad extranjera y simular que el comprador fue un argentino llamado Ezequiel Braun Pellegrini”.

Esto se hizo mediante el uso de un fideicomiso llamado Cóndor, en el que -según contrato- Braun Pellegrini es el fiduciario y Aluquina S.A., firma 100 por ciento
controlada por el grupo chileno, es el beneficiario.

“Braun puede ser removido por la familia chilena en cualquier momento. El Fideicomiso puede ser disuelto cuando la familia chilena lo decida”, alertan los querellantes, que piden a la justicia avanzar en las diligencias y evitar que el caso -que lleva cuatro años- en dos años más proscriba.

El fiscal Ramiro González es el encargado de llevar las diligencias adelante.

Fuente: Cooperativa.cl

Comenta!