Desde barricadas hasta recintos públicos y privados con graves daños fue el saldo registrado en el toque de queda en Osorno

981

A las 22 horas en punto comenzó el toque de queda en Osorno, misma hora en donde una gran cantidad de personas permanecía en las inmediaciones de la Plaza Armas, unas manifestándose pacíficamente y otras realizando desmanes y luchando con Carabineros.

Mientras se llevaban a cabo destrozos y saqueos en el centro de la ciudad, bajo la presencia de los militares que salieron a la calle, bomberos tuvo que dirigirse a la intersección de calles Prat con Bilbao para apagar el fuego que se presentaba en una barricada y en la sucursal de la empresa sanitaria Essal que quedó prácticamente toda destruida.

Unos minutos después, se dirigieron hasta el supermercado Jumbo por un principio de incendio, todo controlado, tal y como lo informaba el capitán de la tercera Compañía de Bomberos Mario Iglesias.

Recorriendo las calles de Osorno, se veía cada vez menos gente. El prefecto de Carabineros Eduardo Mora dio cuenta de aquello, además de dos efectivos policiales lesionados producto de los disturbios y también de más de cinco personas detenidas por la misma causa.

Otro de los edificios que fue saqueado y totalmente dañado, fue la sucursal de la empresa eléctrica Saesa, la cual sufrió el ingreso de personas que destruyeron prácticamente todo lo del primer nivel.

El jefe de atención al Cliente, Pablo Jaramillo, expresó su malestar ante esta situación, relatando que fueron entre 20 a 30 personas las que ingresaron a realizar destrozos.

Como saldo hubo cuatro locales comerciales saqueados, entre ellos Saesa, Essal, Movistar y una farmacia del radio céntrico.

Hubo personas que hasta altas horas de la noche estuvieron limpiando sus edificios y locales comerciales tras los desordenes, quienes esperan –si bien entienden el descontento social- no se vuelva a repetir esta lamentable situación.

Comenta!