OPINIÓN: Es necesario preocuparse de lo importante

62

En la columna de opinión del Gremio, publicada en la edición de hoy domingo del diario El Austral de Osorno, el Director Ejecutivo de SAGO A.G., Christian Arntz llama a las autoridades para preocuparse de lo que hoy aqueja a los chilenos, traducido en un concepto: Seguridad.

Por Christian Arntz MacEvoy
Director Ejecutivo
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A.G.

 

Han pasado algunas semanas desde el plebiscito del 4 de septiembre, y sobre todo de su potente resultado, que creemos debe ser una señal para orientar lo que viene hacia adelante en nuestro país.

Aquí no debemos equivocarnos. A través de su masiva votación, los chilenos enviaron un gran mensaje: hoy, los problemas fundamentales y que les preocupan son otros, y tienen que ver principalmente con la seguridad: seguridad económica, en medio de la crisis mundial que se desató por la pandemia, y el conflicto armado en Ucrania; y sobre todo, seguridad para vivir, estudiar, emprender, y trabajar

La seguridad es uno de los primeros deberes del Estado, que el Gobierno de turno en el poder, debe entregar a todos los habitantes de Chile. Y con más de seis meses a cargo del país, el resultado en las urnas del 4S debe hacer entender a los que administran el Poder Ejecutivo, que es necesario dejar a un lado los símbolos, la ideología y las redes sociales; y comenzar a desarrollar el trabajo para el que los chilenos les eligieron.

Las cifras son claras: en el actual período, ha aumentado la violencia y la delincuencia en sectores rurales y urbanos a lo largo de Chile, con delitos no solo de corte terrorista, sino también con abigeatos y asaltos a predios agrícolas, robo de agroquímicos, de semillas, y de maquinaria agrícola.

Nadie puede vivir, trabajar o emprender en ese ambiente. Desde las cinco de la tarde de cada día hábil, y todos los fines de semana, los centros de nuestras ciudades están llenos de tapas de metal en los accesos a sus locales, y las calles quedan desiertas. Y Carabineros, desprovistos de facultades y de elementos para hacer su trabajo, escasean para las múltiples necesidades de la comunidad en materia de seguridad.

Los procesos de cambiar o no la Constitución, hoy están en manos de los políticos, quienes deberán ponerse de acuerdo, y convocar nuevamente a la sociedad civil, y escucharle, para construir una propuesta en esa materia. Y en paralelo, es necesario que el Gobierno se preocupe de cuidar la seguridad de todos los habitantes del país, en ciudades y zonas rurales; y hacerse cargo de los problemas que hoy los chilenos esperan que se resuelvan: educación, salud y vivienda.

Publicada en la Edición del Domingo 25 de Septiembre
Diario El Austral de Osorno

 

Comenta!