Fue lindo mientras duró: Español de Osorno quedó eliminado ante Leones de Quilpué

621

No queda más que aplaudir lo realizado por Español de Osorno. En su primer año en la Liga Nacional de Básquetbol, tras haber sido campeón el año pasado de la Liga Dos, logró llegar a playoffs y obligó a esforzarse al máximo a uno de los candidatos al título, como es Colegio Los Leones de Quilpué.

El elenco hispano cayó por 78 a 67 y puso fin al sueño de clasificar a semifinales, en un partido donde el elenco quilpueíno mostró sus credenciales de equipo fuerte y acostumbrado a estas lides, con un Markus Kennedy imparable -aunque soberbio-, como el obvio MVP del encuentro.

Por su parte, Español tuvo altibajos, con un primer cuarto muy parejo, pero en la fracción siguiente, sufrió un bajón que le costó doce puntos de diferencia de cara al entretiempo, con un DeAndre Daniels muy disminuido, cuya lesión en su muñeca izquierda fue determinante en su poca efectividad bajo el aro, aunque sí aportó con 13 rebotes en todo el partido.

Y en las últimas dos fracciones, Leones manejó los tiempos aprovechando la ventaja conseguida anteriormente. Si bien los osorninos no bajaron nunca su rendimiento, e incluso, pasaron arriba un par de veces, fallaron puntos vitales para mantener esa exigua ventaja, sumado a algunos cobros erráticos por parte de los jueces.

Lo feo, fueron las innecesarias provocaciones de jugador local Markus Kennedy, al final del lance hacia la banca visitante, generando la reacción de Lauler y Rodrigo Muñoz, además de la posterior expulsión del técnico Marcelo Macías, Julius Holt y el propio Kennedy.

Y lo bonito, minutos después: todo el gimnasio aplaudiendo al osornino Rodrigo Muñoz, en su último partido como basquetbolista profesional.

Para los amantes de los datos, Carlos Lauler fue el mejor jugador de su equipo, con 20 anotaciones, 5 rebotes y 2 asistencias, seguido de Nicolás Zurschmitten.

Pero, no todo es tristeza. Queda el aprendizaje de cara al próximo año, donde Español necesitará más recursos para pelear más alto, pues la base, ya la tiene.

Comenta!