Este domingo se colocará Primera Piedra del Templo Parroquial San Sebastián de Purranque

Enmarcado dentro la tradicional Fiesta de San Sebastián que se inicia a las 15 horas con una procesión de la imagen del mártir por las calles de Purranque, este domingo 20 de enero a las 16 horas se llevará a cabo la ceremonia de colocación de la Primera Piedra de la Reconstrucción del Templo Parroquial San Sebastián, el que fue destruido por un incendio el 7 de febrero de 2016.

La ceremonia, organizada por la Parroquia San Sebastián de Purranque junto a la Fundación de Beneficencia Pública San Sebastián, se llevará a cabo frente al templo cuya reconstrucción lleva un 55% de avance.

El diseño elaborado por el Premio nacional de arquitectura 2016, Edward Rojas, buscó mantener el edificio histórico y agregar en la parte de enfrente otra estructura que contiene un pórtico que recrea lo que era el templo en la década del 50. Además, se le incorpora una torre correspondiente a la forma que tuvo la edificación en los años 20.

Nos pareció muy importante recoger la materialidad de una arquitectura de madera, aportando nuestra experiencia en términos del conocimiento de la tecnología aplicada en la restauración de las iglesias patrimoniales de la isla de Chiloé”, explicó el arquitecto.

También habrá espacio para elementos de modernidad, como el sistema de calefacción y ventilación, más un museo, una capilla donde se celebrarán los oficios religiosos de la semana y también espacio para un coro en el segundo piso.

El proyecto demanda una inversión de alrededor de $1.200 millones, $600 millones de los cuales son aportados por la Fundación San Sebastián, mientras que los $600 millones restantes provendrán de aportes de la comunidad purranquina en general. De estos ya se han recolectado $300 millones.

LA FUNDACIÓN

La Fundación de Beneficencia Pública San Sebastián fue creada 28 de diciembre de 2016,10 meses después del incendio, con el objetivo de apoyar la reconstrucción. Está presidida por Nicolás Ibáñez e integrada, entre otros personeros, por Manuel Andrade, Marcelo Domínguez y Rodrigo Sauterel.

Comenta!