Fiscalía investiga eventual sabotaje a salmoneras del Lago Llanquihue

446

Alcaldes plantean la necesidad de que empresas migren desde los cursos de agua de la zona

La fiscalía de Puerto Varas formalizó una investigación para dar con los responsables de un ataque en las dependencias de la empresa salmonera Caleta Bay en el lago Llanquihue, lo que derivó en el escape de cerca de 60 mil salmones y truchas.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 24 de febrero, en el sector de Totoral, tras la fuga de peces desde las jaulas emplazadas en la comuna de Llanquihue.

Debido a que la empresa aseveró que fueron “víctima de un sabotaje provocado por terceros”, la fiscal Lorena Meza confirmó la formalización de la investigación.

La persecutora añadió que, de acuerdo a los registros de las cámaras de seguridad de la empresa, los responsables de este hecho usaron dos embarcaciones para llegar hasta las balsas jaula de la citada empresa dedicada a la acuicultura.

El escape de cerca de 60 mil salmones y truchas abrió, una vez más, el debate sobre la presencia de empresas salmoneras en los cuerpos de agua dulce en la zona.

Al respecto, el Alcalde de Puerto Varas, Tomás Gárate, dijo que se hace necesario evaluar los impactos positivos y negativos de las salmoneras en la zona.

En la misma línea, el alcalde de Frutillar, César Huenuqueo, confirmó que la próxima semana se reunirán los 4 alcaldes de la cuenca del Lago Llanquihue para analizar la permanencia de las empresas salmoneras en el cuerpo de agua.

En lo judicial, las diligencias para dar con el paradero de los responsables del atentado a la empresa salmonera Caleta Bay de Totoral, están a cargo de personal de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente de la Policía de Investigaciones.

 

Comenta!