Fiscalía pide formalizar a exdirector de la PDI por malversación de caudales públicos y lavado de activos

 

La Fiscalía regional de Magallanes pidió formalizar al exdirector general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa, por los presuntos cargos de malversación de caudales públicos y lavado de activos.

El fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, presentó su petición al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. El persecutor ingresó el escrito con el que se concretará la imputación por malversación de caudales públicos y lavado de activos de cuantiosas sumas de dinero en efectivo.

De acuerdo al expediente, el exdirector de la policía civil ingresó estas cantidades de dinero en efectivo a sus cuentas y a las de su esposa, una funcionaria del SII. Todo esto mediante órdenes que habría dado a uno de sus ayudantes, que entre junio de 2015 y marzo de 2017 realizó 53 depósitos por caja que iban entre $ 1 millón, $ 5 millones y en una oportunidad hasta $ 20 millones en puros billetes.

El CDE ya presentó la querella y la justicia se alista a fijar audiencia en contra de la exalta autoridad de la PDI.

El Ministerio Público pidió formalizar a María Neira Cabrera, esposa de Espinosa, y a su exmano derecha, Eduardo Villablanca, por el delito de lavado de activos, además en el segundo caso también se le imputa el delito de cómplice del desvío de las arcas fiscales.

La indagatoria contempla los periodos de 2015 hasta fines de 2018, cuando Espinoza y su esposa recibieron cerca de $140 millones en depósitos en efectivo a sus cuentas bancarias (Banco Chile y Banco Estado).

Según se informó, Espinosa tenía un sueldo de $3.511.058 mensuales en la PDI, y su esposa -funcionaria del SII- recibía un salario de $4.628.598. Ambas remuneraciones las recibían por transferencias electrónicas, por lo que los depósitos en efectivo no justifican por este ítem.

Comenta!