Gira a China: El próximo viaje que desafía el relato de Boric en materia de derechos humanos

105

Una próxima gira que se avizora clave para el Presidente Gabriel Boric, es su desembarco en China. Pese a que no está oficializada su participación, el Mandatario participaría del III Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta, a realizarse en Beijing en el mes de octubre.

El periplo presenta un desafío para el jefe de Estado ya que toca una de sus agendas prioritarias: los derechos humanos. El jefe de Estado ha hecho hincapié en la necesidad de condenar vulneraciones de este orden, independientemente del signo político de las administraciones que las perpetren.

Así lo ha sostenido apuntando contra Nicaragua y Venezuela. Este último caso le significó a Boric abrir una discrepancia con el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, al afirmar que los vejámenes en dicho país no son una “construcción narrativa”, sino una “una realidad seria”, a diferencia de lo que había sostenido el Mandatario brasileño en un espaldarazo a Nicolás Maduro.

En el caso de China, diversos organismos internacionales han ratificado la consumación de violaciones a los derechos humanos. Así fue el 2022 con el informe elaborado por la oficina de la entonces alta comisionada de la ONU para los DD.HH, Michelle Bachelet, donde se concluyó que en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang se habían cometido “graves violaciones de los derechos humanos” contra los uigures y “otras comunidades predominantemente musulmanas”.

Amnistía Internacional y Human Right Watch son otras entidades que han advertido sobre los tratos que ha desprendido la conducción de Xi Jinping, tales como haber endurecido sus restricciones en el marco de la pandemia de Covid-19.

Ahora bien, en otra cara de la moneda, Chile tiene una relación económica-comercial fuerte con China, misma que se afianzó con la actualización el año 2019 del Tratado de Libre Comercio (TLC) que entró en vigencia entre ambos países el 2006. Hoy, China es el principal socio comercial a nivel mundial de Chile y nuestro país destaca ente los socios comerciales que el país oriental tiene en Latinoamérica. Tensionar esa relación es lo que podría entrar en juego con una posible arremetida del Presidente.

De tal manera, exministros de Relaciones Exteriores dieron en cuenta a Emol la complejidad que radica en condenar las violaciones a los derechos humanos en China sin otro tipo de contemplaciones.

El senador José Miguel Insulza (PS) advirtió que “hay que ser muy cuidadosos en esas cosas, tener un diálogo con China respecto al tema de derechos humanos, pero en ningún caso realizar una condena que a nosotros no nos serviría de absolutamente nada y probablemente más bien podría perjudicar nuestros intereses en ese país”.

Por lo demás, señaló que “yo no compararía el régimen Chino, que es un país con 4 mil años de historia conocida, en el cual nunca ha existido un régimen democrático como el que nosotros tenemos y con el cual, además, dicho sea de paso, tenemos un vasto comercio”.

En esa línea, el otrora Canciller, Heraldo Muñoz, apuntó que “China nunca ha tenido democracia, es un régimen de partido único, por lo cual, sencillamente hoy no es una democracia representativa y liberal”.

“Chile y China tienen una relación amistosa de hace más de medio siglo, desde cuando Chile fue el primer país sudamericano en reconocer a la RP China, y se trata de nuestro primer socio comercial; pero todo se puede decir, dependiendo de las formas”, acotó, señalando que “Chile y China tenían en el pasado, un espacio diplomático bilateral para abordar las preocupaciones mutuas en materia de DD.HH, que sería aconsejable reponer”.

Comenta!