Gobierno admite falencias en implementación de programa de ayuda a víctimas de trauma ocular

El Ministerio de Justicia admitió haber constatado falencias en la implementación del Programa Integral de Reparación Ocular impulsado desde noviembre pasado por la cartera de Salud para apoyar a víctimas de agentes del Estado en el contexto de las protestas por el estallido social de octubre de 2019.

Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), 460 personas resultaron con lesiones oculares, de las cuales dos -Gustavo Gatica y Fabiola Campillai-quedaron ciegas y 35 sufrieron pérdida total de uno de los ojos.

El programa se ejecuta con ocho profesionales en la Unidad de Trauma Ocular (UTO) del Hospital Salvador, en Santiago, que ha atendido a 337 pacientes.

En este marco, la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, reconoció que “hemos podido advertir que existen falencias y creo que lo más interesante es poder retomar rumbos y buscar cómo consolidar y concretar el objetivo que este programa tuvo en su inicio, que es acudir en apoyo, de manera integral, a la reparación de víctimas de trauma ocular”.

La Comisión de DDHH del Senado abordó la situación, instancia en la cual el Minsal cifró en 470 millones de pesos lo invertido en recursos humanos e insumos para la implementación de la ayuda.

De los pacientes atendidos en la UTO del recinto capitalino, 74 ya están con alta médica, mientras que hay otras 263 personas susceptibles de ingresar al programa, de las cuales cuatro lo rechazaron, 108 ya fueron entrevistadas; en tanto, otras 1.560 no han sido entrevistadas debido a información errónea de contacto.

Fuente: Cooperativa

Comenta!