«Hay más de una hipótesis»: A contrarreloj, PDI refuerza búsqueda de niño desaparecido en Arauco

La Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) se sumó este jueves a la búsqueda de un niño de tres años que desapareció en la tarde del miércoles en la comuna de Arauco, en la Región del Biobío.

El hecho se registró cerca de las 16:30 horas de ayer, cuando el menor de tres años y siete meses, identificado como Tomás, desapareció en el sector de Caripilún en la Ruta P-40, que une la localidad de Lebu con Arauco, por la zona costera, a un costado del puente El Molino, lugar donde estaba con su tío abuelo arreando animales, tarea a la que el niño ya estaba acostumbrado.

Según los antecedentes, el adulto lo dejó solo en un momento para arrear una vaca que se había arrancado, y al volver al lugar a buscar al pequeño, ya no estaba.

Cerca de tres horas más tarde, a las 19:30 horas del miércoles, se dio inicio a la búsqueda, cuando se dio la alerta al personal de Bomberos.

A Bomberos se sumó en la búsqueda el personal aéreo de Carabineros, la unidad canina para el hallazgo de personas y drones con cámaras térmicas, como también la brigada subacuática y la Brigada de Ubicación de Personas Metropolitana (Briup) de la PDI.

Luego de que la fiscal de Arauco, Carolina Molina, ordenara hoy que la Brigada de Homicidios de la PDI de Concepción indague las circunstancias en que Tomás desapareció, el jefe (s) de la Prefectura Biobío, Carlos Sanhueza, dijo que «vienen funcionarios especializados de Santiago de búsqueda de personas, subacuáticos, caninos y, por otro lado, con nuestros especialistas de la región, con psicólogos para hacerle contención a la familia».

Acerca de las labores de búsqueda, la autoridad policial detalló que no hay detenidos y que continúan con la recopilación de antecedentes y «reentrevistas al tío abuelo del menor, así como a la familia y muchos testigos».

«En un proceso investigativo hay varias hipótesis y yo le diría que hay más de una hipótesis de acuerdo a la investigación que estamos llevando», adelantó sin entregar más detalles.

Sin embargo, reconoció que, ya que dicho sector se encuentra rodeado de humedales y alta vegetación, «la situación geográfica ha sido adversa para el trabajo en terreno».

La última persona que lo vio fue su tío, quien relató que fueron a buscar una vacas «las encontramos, y recorrimos un poco el sector los dos y después llegamos a una parte donde quedó él, y yo bajé a buscar las vacas y lo dejé solito ahí y, al momento de volver, no lo encontré».

El niño está vestido con pantalón corto color azul, polerón naranjo, tiene tes blanca y el pelo castaño claro-rubio.

Fuente: Cooperativa

Comenta!