Informe de efectividad de vacunación con dos dosis: Sinovac y Pfizer evitan en más del 86% de los casos los decesos

En un nuevo reporte del Ministerio de Salud (Minsal), por la pandemia del covid-19, el asesor de la cartera, doctor Rafael Araos, aseguró que tanto Sinovac como Pfizer evitan en más del 86% de los casos, los decesos por coronavirus.

En esa línea, explicó que para Sinovac, la efectividad para prevenir covid-19 sintomático es un 63,6%, para hospitalización un 87,3%, para ingreso a UCI un 90% y para el fallecimiento un 86,4%.

«El estudio de efectividad lo hacemos en el total de población elegible que esta inscrita en Fonasa», explicó y agregó que son «cerca de 11 millones de personas que participan en este estudio y es tipo prospectivo, va hacia adelante, es decir, vamos capturando quien se enferma y quien se vacuna en el tiempo, por lo tanto los grupos van cambiando».

Para el caso de la vacuna del laboratorio Sinovac, explicó que el grupo está «compuesto por 3,5 millones personas no vacunadas, cerca de un millón de personas vacunadas con una dosis y cuatro millones y medio con dos dosis».

Y sostuvo que «cuando vemos como les va con los cuatro desenlaces que ya conocen, es decir, efectividad para prevenir covid-19 sintomático, hospitalización, ingresos a UCI y muerte, vemos que los resultados se mantienen estables respecto a los dos reportes previos».

Por otro lado, los resultados para Pfizer, según el doctor Araos, «demoraron un poco más en salir, porque tenía menos gente», pero sostuvo que «como lo veníamos también informando en forma preliminar, los resultados que observamos no varían prácticamente en nada con los resultados que ya estaban publicados en estudios grandes en otros países».

Para prevenir covid-19 sintomático se registró un 90,9%, para hospitalización en cualquier tipo de cama un 97,1%, para hospitalización en UCI un 98,4% y para decesos un 91,8%.

Esto, según mencionó el asesor del Minsal, tiene doble implicancia: «Por un lado valida el tipo de análisis que estamos haciendo nosotros, ya que no tendría por qué irnos distintos, por lo tanto da una tranquilidad, que la forma en que estamos mirando los datos para Sinovac también es correcta y, por otro lado, que también tenemos una segunda vacuna con la que hemos vacunado a un numero significativo de personas que tiene una efectividad muy importante».

Por último, señaló que los intervalos de confianza respecto al fallecimiento, «tanto de Pfizer como de la vacuna de Sinovac se acercan bastante, por lo tanto es súper importante que el desenlace más relevante para evaluar la efectividad de la vacuna que es la muerte, son muy similares entre las dos vacunas que tenemos en Chile, por lo tanto, comunicación de riesgo, vacúnense todos lo antes posible, distancia social, mascarilla y ventilación».

Comunicación de riesgo

Antes de discutir el reporte de efectividad, el doctor Araos se refirió a las críticas que ha tenido la eficacia de Sinovac en Chile: «Han habido interpretaciones que son erradas y parte de la comunicación de riesgo es aclararlas».

Por lo mismo, añadió que «es súper importante mencionar que en la medida que se fue avanzando en la cobertura del programa, es decir, gente que estaba completamente inmunizada, fuimos observando un cambio notable en las personas que se enfermaban de covid-19 y actualmente gran parte de las personas que hacen la infección corresponden a personas jóvenes no inmunizadas, es decir, que no han recibido la vacuna o que han recibido una dosis o que todavía no se encuentran dentro del periodo de protección».

Eso, dijo que tiene que quedar claro, porque «decir que la vacuna no funcionó, tiene un efecto negativo en el avance del programa, en la confianza de la gente y eso es lo peor que nos puede pasar en estos momentos».

Y, en cuanto a los resultados positivos, sostuvo que «se pueden ver en algunas laminas que tenemos, que nos dicen que más o menos de la gente que se enferma, entre un 25% y un 30% solamente son gente que han recibido su esquema completo de vacunación, es decir, entre dos tercios un poco más incluso, de la gente no está vacunada».

Según explicó, lo mismo pasa cuando se observa lo que pasa con hospitalizados, la gente que va a la UCI o fallece.

«Con el porcentaje o la proporción de fallecidos, el porcentaje de vacunados aumenta un poco y eso es esperable, porque sabemos que en Chile se priorizó a la población d e mayor riesgo, es decir, gente de muchas comorbilidades, que se espera que tengan una mayor mortalidad que el resto de la población», concluyó.

Fuente: Emol.com

Comenta!