Inminente renuncia de Desbordes aumenta tensión: Monckeberg se inclina por quedarse en La Moneda

Si Mario Desbordes deja o no el Ministerio de Defensa ha sido tema insistente por estos días. ¿Será o no precandidato presidencial de Renovación Nacional (RN)? Es una de las dudas que surgen en medio de un tira y afloja que ha enredado no solo el escenario en RN sino también en el gobierno.

El secretario de Estado y extimonel de RN ha dado varias declaraciones en los últimos días, incluso sugiriendo el nombre de Sebastián Sichel para una primaria de Chile Vamos planificada para el 4 de julio de 2021.

Y el cuándo saldrá del gabinete es un tema que preocupa sobre todo a los diputados del partido que han empujado a que Desbordes vuelva a tomar el liderazgo de RN de cara a las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y constituyentes de abril próximo.

El 5 de enero se realizará el consejo general y eso urge, así como también las negociaciones que lleva adelante el conglomerado de Chile Vamos de cara a las elecciones de abril.

El plan de Desbordes, para algunos sectores de RN, no ha sido claro, pues, dicen, al asumir en Defensa no avizoró una precandidatura presidencial. Es más, varios lo veían de lado del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, dado que, antes de ser ministro, por ejemplo, habían sostenido líneas similares como en el primero retiro del 10% de fondos de AFP.

Tampoco, dicen las mismas fuentes partidarias, preparó su salida de la presidencia de RN. No pudo dejar de heredero de su liderazgo a su número dos, Felipe Cisternas -actual secretario general-, de quien, dicen en el partido, no dio el ancho en el manejo político de la colectividad.

En ese entonces -julio pasado- se habló de un “jaque mate” del Presidente Sebastián Piñera al momento que vivía políticamente con su expartido: Desbordes marcaba puntos al gobierno de manera constante -mientras su popularidad del aumentaba- y la disidencia que Andrés Allamand generaba a su mesa fueron factores determinantes para que Piñera los “silenciara” de una vez.

Desbordes entonces dejó el liderazgo tanto a Rafael Prohens -actual presidente- y a la diputada Paulina Núñez. Sin embargo RN, siendo el partido más grande, no ha logrado mantener el ritmo que llevaba con el exparlamentario a cargo.

El asunto ha enredado a RN. El senador Prohens, por ejemplo, dicen en su círculo, no ha sido notificado de la idea de una mesa de consenso, que ha surgido por estos días, en medio de rumores de la salida del ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg. El parlamentario, de hecho, ha estado trabajando en una nueva directiva -que incluya en mayor medida a la disidencia- y hasta ahí han quedado sus esfuerzos.

En privado, afirman, el senador ha recalcado que cualquier cambio de presidente se debe realizar a través del consejo general y que, todos los acuerdos en la mesa, asimismo, deben ser votados por la comisión política.

Prohens, dicen, además, ha visualizado a Desbordes como generalísimo de la campaña para abril, cómo paso previo a su precandidatura presidencial.

La decisión de Monckeberg

El enredo también ha llegado hasta el gobierno. “Los tiempos se vienen encima y se deben tomar decisiones, (…) pero el Presidente es el que decide”, dijo Monckeberg este miércoles en Tele13 Radio.

El próximo 11 de enero se deben inscribir las candidaturas para las elecciones de abril y eso, a su vez, podría significar renuncias de ministros y subsecretarios que aspiren a integrar la Convención Constitucional. De ser así, el mandatario tendría que ordenar las fechas para que la inminente salida de Desbordes no desordene el esquema. Esto, pese a que, en un principio, el círculo del exdiputado manifestó la idea de que Desbordes saliera solo del gabinete a efectos de lograr un hito político.

En RN también comentan que en Palacio no ha caído del todo bien que sea Desbordes el que se muestre ante la prensa como es él quien maneja los tiempos, siendo que es parte de un gabinete presidencial. La molestia ha escalado, dicen, al Presidente Piñera.

A ese escenario se suma otro factor. En los últimos días ha subido de volumen una idea que venía rondando incluso antes de las primarias del 29 de noviembre: una eventual salida de Monckeberg del gabinete. A mitad de noviembre, algunos diputados empezaron a tantear esa opción; que Monckeberg volviese a presidir una mesa en lo que hoy consideran con un liderazgo alicaído. Sebastián Torrealba, Alejandro Santana, Miguel Mellado, por nombrar algunos, le sugirieron la idea a Monckeberg.

En esos momentos, además, el ministro enfrentaba críticas UDI por la caída en la Cámara del entonces ministro Víctor Pérez y por el manejo político del segundo 10%. Varios comentan que a Monckeberg le hacía ilusión la idea de “volver a la casa”.

Y estas semanas, afirman, hubo tres hitos que hicieron instalar esa idea: las primarias que se realizaron en el sector el 29 de noviembre -RN dejó competencia en Lo Barnechea y Vitacura-; los resultados en sí de esos comicios -terminó perdiendo esas dos comunas del sector oriente, bastión clave de la derecha; y, tercero, el primer acuerdo de Chile Vamos de municipales alcanzado el viernes recién pasado. Hubo reclamos internos de esto último, pues algunos critican que la cantidad de cupos quedaron muy parejos con la UDI, siendo que RN es el partido más grande de la coalición.

Monckeberg y Desbordes -entonces dupla “ganadora” en 2017 cuando oficiaba de presidente y secretario general, respectivamente, convirtieron a RN como el partido que detentaba más diputados y concejales- conversan constantemente, pues tienen un grado de amistad; sin embargo, en sus círculos desestiman que mantengan un plan conjunto.

Es más: Monckeberg, por su lado, comentan en su círculo, no ve en situación crítica a su partido y, además, no vería espacio para un consenso interno que lo logre posicionar como presidente de RN y no solo hasta junio de 2021 -fecha de elecciones internas- sino un acuerdo “real” que al menos lo posicione a un año plazo como timonel, mientras Desbordes oficie como generalísimo. Este miércoles, Monckeberg y Desbordes volvieron a conversar, como es usual.

No obstante, Monckeberg, afirman en Palacio, ya decidió quedarse en la Segpres, “concentrado al 100%, como lo ha estado hasta ahora”. De hecho, dicen que así se lo comunicó este miércoles -a última hora- al actual timonel, Rafael Prohens. Y, por la mañana, ya había dado algunas luces: “Sigo en esta pega y no veo por ahora mucho movimiento”, dijo Monckeberg en Tele13 Radio.

¿Y la salida del ministro de Defensa, cuándo? El secretario de Estado ya bajó su exposición mediática y pretende mantenerla así durante los siguientes días. El escenario para Desbordes está “líquido” todo el tiempo, recalcan en RN. Pero su renuncia, eso sí, es casi un hecho.

Fuente: T13

Comenta!