Innovador proyecto busca mejorar la detección de la pesca ilegal en las costas chilenas

119

En el marco de un convenio de colaboración entre el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y el Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera (Secos), en los últimos meses se ha desarrollado un proyecto enfocado en entregar herramientas a los funcionarios y funcionarias encargadas de la fiscalización y el combate a la pesca ilegal.

“Este proyecto tiene por objetivo implementar metodologías que permitan mejorar la detección de la pesca ilegal e instalar capacidad institucional”, dijo Pablo Ortiz, jefe (S) del Departamento de Gestión de Programas de Fiscalización Pesquera de Sernapesca.

La iniciativa partió en la región del Biobío, donde fue presentado el programa y se realizó la primera capacitación a 20 funcionarios y funcionarias del programa de fiscalización pesquera, certificación de desembarque, unidad de análisis y programa jurídico.

Según mencionó Ortiz, “estos talleres se han realizado en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Maule y Los Lagos, los cuales están relacionados con las pesquerías estratégicas de las algas pardas, merluza común, las pesquerías pelágicas, la merluza del sur y el congrio dorado, además de las pesquerías de relevancia”.

Este proyecto tiene una duración estimada de dos años y comprende varias etapas, siendo la primera la construcción de una metodología de perfilamiento de agentes y causas que provocan la pesca ilegal. “Se han realizado encuestas dirigidas a funcionarios fiscalizadores, para determinar a juicio experto los temas de pesca ilegal que enfrentamos diariamente”, expresó Ortiz.

El funcionario agregó que luego viene la “instalación de construcción de indicadores para el seguimiento de causas con el objetivo de apoyar el tema de la gestión”, a lo que siguen los talleres realizados en regiones.

“La recepción de este proyecto en el que estamos trabajando fue muy positiva, las y los funcionarios dieron a conocer su parecer, hubo conversación, discusión, intercambio de ideas y experiencia en fiscalización y eso es muy valioso”, dijo por su parte Rodrigo Oyanedel, investigador del Instituto Secos.

Comenta!