Jefa UTI del HBO llamó a tomar conciencia del proceso de rehabilitación por Covid

488

Una de las consecuencias invisibilizadas de los casos graves de covid-19 es el proceso de rehabilitación. Si en muchos casos es la anosmia, es decir, la pérdida del sentido del olfato y del gusto, una de las secuelas evidentes de casos menos graves del virus, existen y siguen en estudio otro tipo de efectos posteriores a la infección.

Problemas neuronales, psicológicos, además de dificultad para respirar son parte de las secuelas que han aparecido en pacientes hasta 6 u 8 meses después de haber pasado por hospitalización.

La médico jefe de la UTI del Hospital Base San José de Osorno, Karina Chahuán, en conversación con Radio Sago, explicó que tras el proceso de intubación o de hospitalización en UCI por covid-19, viene el de rehabilitación, que en general, es lento.

Chahuán realizó un llamado a que las personas que no lo han hecho, se vacunen, debido a que los efectos que esta puede tener en la salud, son mínimos en comparación a los que deja la hospitalización por casos graves del virus.

Según estudios internacionales, hay efectos que tienen que ver con la pérdida de memoria y falta de concentración entre los pacientes, además de problemas psicológicos derivados de procesos invasivos traumáticos como la intubación y la ventilación mecánica.

 

Comenta!