Jugando así, mejor ni soñar: Chile no pudo doblegar a Colombia en su segundo partido por las Clasificatorias

97

Era un partido de esos que se denominan “bisagras”. Se ha dicho largamente que Colombia es rival directo de Chile en los seis cupos y medio que entrega la Conmebol para el Mundial de 2026. Pero, solo se logró un punto de seis.

Y aunque lo intentó, a pesar de que fue un partido lleno de ripios y muchos más errores que virtuosismo, la Roja del Toto Berizzo no pudo derrotar y solo empató sin goles ante la escuadra cafetera, a la cual no gana en Eliminatorias desde el año 2009.

El encuentro partió con algunas llegadas tímidas de Colombia, pero Chile, Vidal y Alexis desde el inicio, más el ingreso de un interesante Matías Catalán, se mostró más activo en ofensiva, aunque su falta de finiquito sigue siendo un problema latente.

La llegada más clara fue precisamente de Catalán, sobre la media hora del primer tiempo, donde con algo de dificultad, pinchó un balón en área chica frente al arco, pero, el larguero derecho dijo que no. Minutos antes, un irregular Erick Pulgar obligó a una buena atajada del portero Camilo Vargas.

Para el complemento, el Equipo de Todos bajó su intensidad, propiciando el crecimiento de los colombianos, sin embargo, las licencias defensivas de la Roja no fueron aprovechadas por los visitantes.

El punto negro fue la salida obligada de Arturo Vidal, a los 73′, debido a una rebelde lesión en su rodilla derecha, siendo reemplazado por Charles Aránguiz.

Cinco minutos más tarde, el Monumental explotó de alegría tras un impecable cabezazo de Guillermo Maripán, sin embargo, el VAR contra Chile siempre actúa con mucha celeridad por parte de los referís de la Conmebol: el gol fue anulado por posición de adelanto.

A los 88′, el arquero Vargas estuvo notable al mandar al córner un fuerte disparo de Diego Valdés, lo que terminó siendo la última llegada de peligro de la Selección.

En síntesis, nuevamente la Roja decepcionó, sumando solo un punto en esta fecha doble que marcó el inicio de las clasificatorias a la cita planetaria de 2026, la cual parece estar llena de complicaciones y un entrenador muy cuestionado.

Para octubre, se viene otra ronda doble: primero ante Perú, el 12 de octubre de local y después de visita con Venezuela, el 17 del mismo mes, donde la obligación es rescatar los seis puntos. Aunque jugando de esta forma, se avizora difícil.

Comenta!