Justicia chilena acoge demanda contra Apple por obsolescencia programada de sus equipos

El 23º Juzgado Civil de Santiago declaró admisible la demanda presentada por la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) contra Apple, por prácticas que reducen la vida útil de estos smartphones.

La situación es homologable a lo que ya ha sido denunciado por agrupaciones de consumidores en Europa y Norteamérica. La acción judicial está dirigida contra Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, donde el objetivo de la causa es “cautelar el interés colectivo” de quienes compraron iPhones entre 2014 y 2017. Los modelos afectados con esta práctica serían el iPhone 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7 y 7 Plus, además del modelo SE.

Odecu solicitó en su demanda que Apple compense con $126 mil pesos a cada usuario en Chile poseedor de iPhone y que haya sido afectado por la obsolescencia programada. Además de la reparación o recompra de sus aparatos.

El abogado Sebastián Reyes, quien lidera esta acción judicial, explicó que “le pedimos al tribunal que se reparen todos los iPhones que están señalados en la demanda y que han tenido los problemas de ralentización”.

En cuanto a una posible compensación económica, Reyes comentó que “si no se puede reparar o la reparación es costosa, le pedimos al tribunal que se ordene una indemnización a los consumidores que consiste en la recompra de los aparatos al valor de mercado que éstos tengan ahora”.

Reyes añadió que “estamos solicitando otra indemnización por la pérdida de tiempo que tuvieron los consumidores debido a la ralentización del dispositivo, la que equivale 126 mil pesos”.

Según la Odecu, diversos modelos iPhones “presentaban un funcionamiento deficiente, sea por sufrir de apagados intempestivos o por mostrar un funcionamiento más lento. Esto último se debía a que los sistemas operativos de los equipos fueron actualizados con parches de software transmitidos remotamente por Apple a través de internet y que tenían por objetivo, entre otras cosas, ‘ahogar’ el funcionamiento del procesador y ralentizar los equipos anteriores al último modelo”.

El operativo de la empresa de la manzana, de acuerdo con la Odecu, “jamás fue informado a los usuarios de estos equipos y, por el contrario, fue decidido deliberadamente y ejecutado por el fabricante Apple”.

A través de la Justicia se solicitaron antecedentes a instituciones del Estado, tales como la Subsecretaría de Telecomunicaciones y el Servicio Nacional de Aduanas, además de los operadores Entel, Movistar, Claro, WOM y VTR.

Fuente: Emol.

Comenta!

4 COMMENTS

Comments are closed.