La seudo ciencia del movimiento vegano

“La carne no es solo un alimento más entre otros: es indispensable para el ser humano”

Por Christian Arntz Mac-Evoy
Presidente Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G.

Sylwia Tabor es una ex vegana polaca que tras años de creer que el ser humano es naturalmente vegetariano, le negó a su cuerpo la proteína animal. Tuvo que ser mordida por una araña de rincón para darse cuenta del error al que la había llevado la seudo ciencia que sostiene al movimiento anti producción de carne.

Fue en 2016 cuando la Universidad de Harvard desmontó la tesis de que el hombre fue vegetariano por naturaleza, a través de un estudio donde estableció que sin la introducción de la carne en la dieta del hombre, el cerebro no se habría desarrollado hasta su estado actual. Es decir, no es solo un alimento más entre otros: es indispensable para el ser humano.

Los movimientos de desinformación en torno a los efectos de la carne en la salud del ser humano que responden a intereses identificables, son los que han instalado también que esta industria contribuye al calentamiento global, cuando la evidencia dice todo lo contrario: la ganadería es clave en el combate del calentamiento global, dado que, según explica el agrónomo Pablo Borrelli, expositor en Sago Fisur 2016, los pastizales atrapan el carbono que hoy está en el aire y que gatilla el calentamiento global. El ciclo funciona así: los pastos acumulan biomasa aérea y subterránea (raíces) y carbono líquido, en un 90% a través del aire y luego un herbívoro le quita el carbono aéreo al comerlo. Es decir, la “bomba” se carga sin animales y se descarga, en su parte aérea, a través del herbívoro que la come. Las raíces muertas, en tanto, son el sustrato para descomponedores y de esta manera el carbono que está en suspensión, regresa a la tierra. Sin ganadería, entonces, la captura de carbono, a la que también contribuyen los bosques, por cierto, se ve seriamente afectada.

Volvamos a la relación carne-ser humano en el marco del desafío de alimentar a una población creciente y el rol de esta región del país. Nuestra gran ventaja competitiva en el sur de Chile, es que es en esta parte del planeta donde se dan insuperables condiciones para la producción de carnes rojas en base a pasto en medio de bosques e insuperables condiciones de bienestar animal, posee menos grasa, más ácidos grasos omega-3 (beneficiosos para la función neurológica y el sistema cardiaco), menos ácidos grasos omega-6 (de efecto pro-inflamatorio), más beta-caroteno (precursor de la vitamina A en el cuerpo y un potente antioxidante) y más vitamina E (un potente antioxidante).

En armonía con el Medioambiente, es en el sur de Chile donde se produce este alimento insuperable para el ser humano y ello es una enorme oportunidad para esta zona.

Comenta!