Las ambiciones de Sernapesca para mejorar sus controles acuícolas

Fue una investigación del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) la que llevó este lunes al ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, anunciar que el Gobierno presentará tres denuncias en contra de la salmonera Nova Austral. ¿La razón? “Presunta adulteración de las cifras de mortandad de peces” y “ocultamiento de los efectos ambientales en el fondo marino bajo su cultivo”.

En la oportunidad, además de recalcar que “no nos temblará la mano para hacer cumplir la ley”, el titular de la cartera -que tiene bajo su alero a Sernapesca- informó: “He instruido a la directora del servicio, Alicia Gallardo, que a la brevedad me entregue una propuesta destinada a fortalecer los procedimientos de fiscalización de Sernapesca en todos los centros de cultivo”.

Así, y justo después de presentar una de las denuncias contra la empresa de capitales noruegos que opera en la Región de Magallanes, Gallardo reveló que ya está trabajando en dicha propuesta y que, por ahora, son tres las iniciativas que ha considerado presentarle al ministro Fontaine para fortalecer el proceso de fiscalización de la acuicultura.

La primera de ellas, ya probada en el rubro de la pesca según contó, “se trata de realizar cambios normativos”. Y explicó: “Por ejemplo, hoy día en Noruega se controla la producción con el alimento y eso hoy día no lo podemos pedir, el que nos informe la planta de alimento cuánto alimento llega a un centro de cultivo. Entonces hay varios cambios normativos que vamos a incorporar y que el ministro probablemente nos va a apoyar en eso”.

La segunda idea que baraja Gallardo está en el incorporar mayor uso de inteligencia al sistema de fiscalización, así como hoy lo están haciendo en la pesca, aseguró. “En la pesca tenemos una unidad de inteligencia que toma en cuenta las denuncias, toma en cuenta los perfilamientos, las conductas distintas y va integrando la información y va generando sujetos de riesgo, y eso lo vamos a trabajar en la acuicultura ahora muy potente”.

Por último, el tercer punto hace referencia al monitoreo a través de medios tecnológicos. “Por ejemplo, robots submarinos que no sean de la propia empresa, sino que nuestros, y ocupar el monitoreo presencial de Sernapesca en los centros de cultivo, y porqué no, ocupar una cámara que pueda filmar las actividades de acuicultura, que si bien es un tema de modificación legal, lo estamos haciendo hoy día con la pesca”.

La gran ambición del servicio: un barco fiscalizador Pero más allá de estas tres ideas, la directora de Sernapesca reveló una de sus grandes ambiciones del servicio y que ya estaría aprobado por el presupuesto de la cartera de Economía: un barco fiscalizador.

En ese sentido, explicó que la nave podría ayudar a un control más efectivo en las aguas del Estrecho de Magallanes donde se ubican los cultivos de salmones y reveló que la idea estaría ya bastante avanzada.

“Incluso podría ver la luz verde antes de fin de año”, sostuvo. De hecho, Gallardo dijo que la incorporación del barco fue presentada el martes en el presupuesto del servicio “y nos lo aprobaron”.

“El ministro de Economía nos apoyó y ahora tenemos que ir al Congreso para que aprueben eso”. “Esto también da cuenta de que estamos usando todas las herramientas para estar más veces donde hay más riesgo, porque esa cosa de que todo el mundo esté en todos los lados nadie lo puede hacer, ahora es perfil de inteligencia, perfil de riesgo y tomar esos supuestos sujetos de mayor riesgo y hacerles una fiscalización inteligente con tecnología o presencial”.

Fuente: Emol

Comenta!