Mineduc y Unesco conforman consejo asesor para apoyar la reapertura de escuelas este 2020 y 2021

Cuando la suspensión de clases presenciales ya se prolonga por más de siete meses en la mayoría de los colegios del país, el Ministerio de Educación, en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), han convocado a expertos de distintas áreas, sostenedores y trabajadores de la educación para que los asesoren en la reapertura de los establecimientos educacionales durante este año 2020 y 2021.

Se trata del Consejo Asesor “Abrir las escuelas paso a paso”, el cual tiene 19 miembros, incluyendo a los ministros de Educación y Salud, expertos de Unesco y Unicef; las directoras de Educación 2020, Alejandra Arratia, y de Acción Educar, Magdalena Vergara; Sylvia Eyzaguirre, del Centro de Estudios Públicos (CEP); expertos de la UC y del CIAE de la Universidad de Chile; y expertos en pediatría y epidemiología, entre ellos la Dra. María Teresa Valenzuela, miembro del Consejo Asesor Covid-19.

También integran el grupo de trabajo la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao; un representante de la Asociación de Municipios Rurales y otro de los Servicios Locales de Educación.

Si bien el Colegio de Profesores ha pedido en reiteradas ocasiones que se conforme una mesa de trabajo para abordar el tema, no hay representantes de esa agrupación en el consejo asesor. Sí participa la presidenta de la Agrupación Nacional de Profesores Rurales.

Según señalan desde el Mineduc, el objetivo de este grupo de trabajo es orientar a las comunidades educativas para que realicen un proceso de apertura “gradual, seguro y voluntario”.

Para eso, sesionará una vez por semana y trabajará en cuatro ejes: Monitorear el retorno a clases presenciales y la información que se genere a partir de esto; analizar el desarrollo del plan de retorno voluntario en los colegios que ya han abierto, rescatando experiencias, aprendizajes y buenas prácticas; revisar la evidencia sobre el impacto de la interrupción prolongada de las clases presenciales en el desarrollo de los niños; y dialogar, consultar y comunicar sobre las medidas propuestas y que se implementen para el retorno a las aulas.

“Junto a Unesco, compartimos el diagnóstico sobre el impacto negativo que tiene la prolongada suspensión de clases presenciales para los miles de niños y jóvenes, y la urgencia de abrir las puertas de los colegios en los lugares donde las condiciones sanitarias lo permitan, para que puedan reencontrarse con sus pares y seguir aprendiendo. Por eso hemos querido, junto a Unesco, convocar a un grupo de trabajo que permita acompañar y apoyar a los establecimientos que están solicitando su apertura y orientar a quienes opten por un retorno seguro, gradual y voluntario”, explicó el ministro de Educación, Raúl Figueroa.

Mientras que Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago), señaló que “en este tema, el papel de la Unesco en todo el mundo y en Chile es contribuir al diálogo con orientaciones técnicas para que los sistemas educativos abran sus escuelas para el aprendizaje presencial cuando las condiciones sanitarias lo permitan tras los cierres generalizados debido a la pandemia”.

Agregó que “hemos sugerido que estas conversaciones consideren las cuatro dimensiones principales de los marcos de reapertura que la Unesco y otros organismos recomiendan: funcionamiento seguro, compensación del aprendizaje, bienestar y protección, y llegar a los más marginados; ponemos a disposición nuestros buenos oficios para que las partes involucradas construyan confianzas, dialoguen y tomen decisiones poniendo siempre el bien superior de niños, niñas y jóvenes en la búsqueda de soluciones para asegurar su derecho a la educación”.

Hasta la fecha, 821 establecimientos educacionales han solicitado reabrir retomar gradualmente las clases presenciales, de los cuales 219 ya lo han hecho.

Fuente: Emol.com

Comenta!

1 Comentario

Comments are closed.