Ministro de Agricultura asistirá a acto inaugural de SAGOFISUR 2016

Con la presencia del ministro de Agricultura, Carlos Furche, a las 11.30 horas del viernes 18 será inaugurada la versión 2016 de SAGOFISUR, la que abrió hoy sus puertas, con una gran asistencia de público.

A las 10 horas, y con la presencia del jefe de Asesores del Ministerio de Agricultura, Ramiro Sanhueza, del gerente de Cotrisa, Iván Nasif, del jefe del Departamento de Estudios y Políticas de Odepa, Eduardo Ramírez y de un importante grupo de productores del sur del país, comenzó el Encuentro de Granos, el que contó con las exposiciones de Sebastián Olivero, director de AGRO-T.E.C.E.I Consultores, especialista en planeamiento estratégico y asesoramiento comercial, de Pablo Avendaño, gerente general de Sociedad Industrial Kunstmann, y del ingeniero agrónomo con mención en economía agraria, Benjamín Abarca. Además, al panel de conclusiones de la tarde se integró Bernardo Bergmann, de la empresa Iansagro.

El director de SAGO, Ricardo Montesinos, aseveró que “como Asociación Gremial, nuestra obligación es abrir caminos, mostrar posibilidades a los agricultores, no sólo desde la óptica de la producción, sino de la comercialización, conocimiento de los clientes y sus necesidades y es por esta razón que consideramos que los expositores y temáticas escogidas nos permiten cumplir con este rol. Ahora lo que corresponde, es llevar a cabo el informe final de este Encuentro y trabajar en torno a sus principales conclusiones”.

PRESENTACIONES

Sebastián Olivero planteó que el mercado del trigo se encuentra deprimido desde hace 10 años y todo indica que está en un momento cercano a salir del pozo, a partir de stocks mundiales a la baja. En resumen, aseveró que la “foto de los últimos 10 años es complicada, pero no así la película”, aunque no se debe perder de vista factores disruptivos como Trump y el clima.

Como ejemplo reciente, planteó que Egipto está pagando hoy 30 dólares más por tonelada respecto de abril, lo que hizo pasar el precio desde US$170 a 200 dólares, lo que aunque lejos de los 270 que alcanzó en 2008, es claramente una buena señal.

COLLICO SÓLO COMPRARÁ TRIGO NACIONAL

Luego fue el turno desde Pablo Avendaño, quien se encargó de presentar los ejes de la cadena trigo-pan, reivindicándolo primero como un alimento sano. Explicó que la industria panificadora necesita más que nunca de un producto inocuo, tras lo cual introdujo conceptos como food defense, que tienen que ver con identificar, vigilar y mitigar posibles fuentes de contaminación intencionada de alimentos (como por ejemplo ataques bioterroristas).

Indicó que es esto “lo que nos obliga a incluir al productor dentro de la cadena, en una relación de confianza, porque él es la clave de la inocuidad. La industria demanda productores que estén dentro de este paradigma”. Avendaño señaló la decisión de la empresa de sólo la trabajar con trigo nacional, entendido como la única manera de asegurar la trazabilidad de la materia prima, en una relación de confianza con el productor.

Otro elemento clave es entender que los productos diferentes que exigen los clientes, demandan trigos diferentes, lo que involucra la elección de genética y recomendaciones de siembra y semillas.

Todo esto, va atravesado por la confianza como eje de la relación con los productores. Finalmente, terminó con un fuerte mensaje de optimismo respecto del futuro del trigo.

Luego fue el turbo de Benjamín Abarca, quien hizo una detallada descripción de la forma como funciona la fragmentada industria del salmón. Detalló cómo han aumentado sus costos de producción, hasta el punto de superar a los que tiene noruega en un lapso de 10 años, debido a crisis como la del ISA, y cómo también, esto ha acarreado un deterioro en la imagen del producto y el precio que se paga por él en el exterior.

Indicó que la demanda de proteína vegetal de la industria del salmón no está siendo cubierta por el trigo nacional, sino por el trigo importado, por una razón muy clara: “porque no se está produciendo el trigo que necesita la industria, que es uno intermedio, alto en gluten, a un precio competitivo de mercado que ronda por los 200 dólares la tonelada, con contratos en dólares a tres meses y con cuatro periodos de compra en el año”.

La conclusión de Abarca, fue que para poder aprovechar las oportunidades que abre la salmonicultura a los granos nacionales, se necesita que el productor entienda mejor las necesidades del cliente final.

Comenta!

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here