Ministro de Educación por semana extra de descanso «no son vacaciones» y pide a padres mantener a hijos en casa

38

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, salió a aclarar que la semana adicional de vacaciones de invierno, anunciada el martes junto con el adelantamiento de su calendarización, no se debe considerar «vacaciones» como tal, pese a que ese fue el término utilizado por el Gobierno, y llamó a los padres a mantener a los niños en sus casas.

Atendiendo a la situación sanitaria por la alta circulación de virus respiratorios estacionales, además del Covid, y una «saturación» de la red pediátrica, Ávila informó el martes que «como Gobierno hemos decidido modificar el calendario de vacaciones de invierno de los establecimientos, adelantándolas y además sumando una tercera semana, para así reducir el contacto entre estudiantes y la circulación de virus respiratorios». De esa manera, puntualizó entonces, que los colegios entre las regiones de Arica y Parinacota y de Los Lagos, que «tenían calendarizadas dos semanas de vacaciones, ahora tendrán tres».

Sin embargo, surgieron diversas críticas, algunas de las cuales apuntaron a que, durante ese período, que irá entre el 30 de junio y el 25 de julio, seguirán abiertos recintos, servicios y actividades que suelen realizar las familias de manera presencial.

Ante ello, el titular del Mineduc formuló aclaraciones a El Mercurio, mediante una respuesta por escrito. En ella reafirmó que se trata de una «medida excepcional y preventiva ante una emergencia sanitaria», cuyo fondo es mantener condiciones que permitan «sostener la presencialidad de la enseñanza en el tiempo, y resguardar la salud» de los niños.

En ese marco, junto con puntualizar que la primera semana del receso es la que considerará como aquella semana extra, afirmó que esos cinco días adicionales «no son vacaciones».

Sostuvo que la extensión del descanso no servirá si los menores no permanecen en sus hogares: «Hacemos un llamado a las familias a que comprendan la urgencia de esta medida», instó, pidiendo así a los padres que mantengan, «dentro de los posible», a sus hijos en casa, «para que así se cumpla con el objetivo de reducir la circulación viral».

Además, aclaró por qué, en cambio, no se prefirió por realizar clases telemáticas durante esa semana: «La educación a distancia cumple una función importante en situaciones de emergencia, aunque las clases presenciales han demostrado ser insustituibles. En este caso optamos por adicionar cinco días extras de receso escolar porque hemos visto que un grupo importante de docentes tiene licencias médicas, por lo que las clases a distancia podías ser una complicación para muchas comunidades».

EX MINISTRO FIGUEROA CRITICA

Ante las explicaciones de Ávila, y apuntando a un debate retórico sobre el concepto de vacaciones, salió al paso el ex ministro Raúl Figueroa.

«Si no son vacaciones, pero tampoco hay clases, ¿qué son?», inquirió brevemente el último titular del Mineduc del segundo Gobierno de Sebastián Piñera.

COMISIÓN DE RESPUESTA PANDÉMICA VALORA «TRANSPARENCIA»

Desde la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica, que en la reunión del 10 de junio se manifestó en contra de adelantar las vacaciones, su integrante el infectólogo Ignacio Silva pidió dejar atrás la polémica.

«Es rescatable que haya transparencia en la toma de decisiones, tal como ha sido hasta el momento; eso va a generar muchas veces diferencias de opinión entre la autoridad sanitaria y el Consejo (Asesor Externo), y finalmente es la autoridad la que toma medidas en base a la información que se dispone. Afortunadamente casi la totalidad de nuestras sugerencias han sido bien recibidas, no hay que centrarse solamente en el tema de las vacaciones, es una medida extraordinaria, pero sin duda que por sí sola no va a hacer ningún cambio», comentó.

Fuente: Cooperativa

Comenta!