ONU: En Chile la desnutrición crónica infantil se concentra en el norte y el sobrepeso en el sur

En su informe “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional”, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), abordó la desnutrición y el sobrepeso infantil en América Latina y el Caribe, incluyendo a Chile.

Respecto a la malnutrición, señaló que: “El Salvador, México, Paraguay y Perú muestran los progresos más destacados entre la década de 2000 y la de 2010, con más del 40%. Asimismo, Belice, Chile, Honduras, Nicaragua y Suriname también realizaron avances importantes, que superan el 30%”.

Desnutrición

El documento del organismo de la ONU, afirmó que tanto en Chile como en Argentina, los territorios más rezagados en cuanto a desnutrición crónica infantil, se concentran en el norte de ambos países.

“En Chile los territorios más afectados coinciden con la zona norte, en concreto las regiones de Arica y Parinacota (5,6%), Atacama (6,1%), Tarapacá (6,4%), pero también en la región Metropolitana (6,1%), donde además vive alrededor del 40% de la población del país”, se sostuvo.

Sobrepeso

En cuanto al sobrepeso, el informe indicó que “a pesar de que la tendencia regional y subregional es el aumento, los países muestran realidades mixtas. En Belice, Chile, Guatemala, México y Perú se observan reducciones importantes en la prevalencia de sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años entre la década del 2000 y la del 2010”.

En esta área, en Chile los casos rezagados se concentran en el sur. Específicamente en las regiones de Ñuble,  La Araucanía, Los Ríos y Magallanes, donde la prevalencia del sobrepeso está cerca del 19%.

Medidas implementadas en Chile

La FAO destacó las medidas implementadas en el país que promueven canales comerciales para los productos de la Agricultura Familiar Campesina, como es el caso del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), el cual cuenta con programas de comercialización y agregación de valor que ofrecen productos campesinos a los habitantes de ciudades y pueblos.

También recalcó la implementación de ferias libres, que “son una de las principales vías de comercialización de los pequeños productores y abastecen de frutas y verduras a la población”.

Además,  recalcó el Programa de Alimentación Escolar de la Junaeb, donde las empresas proveedoras deben comprar parte de los insumos para la elaboración de los alimentos a la agricultura familiar campesina, pequeños productores locales y de zonas rezagadas.

Panorama internacional

En América Latina y el Caribe la desnutrición crónica infantil disminuyó de 22,7% en 1990 a un 9%. En tanto, el sobrepeso en las niñas y niños menores de cinco años aumentó del 6,2% al 7,5% en el mismo período, por sobre el promedio mundial de 5,6%.

“Los más altos niveles de rezago por retraso en el crecimiento se encuentran en áreas rurales. En ellas se registran niveles elevados de pobreza, bajos ingresos, baja escolaridad, un mayor grado de informalidad en el empleo, un menor acceso a servicios y una mayor proporción de población indígena y afrodescendiente”, consignó el documento.

“Superar la grave situación que existe en los territorios rezagados, en especial en los que sufren un alto nivel de rezago, exige que las políticas públicas se focalicen en estos territorios, y en concreto en las poblaciones más vulnerables que los habitan, en particular las indígenas y afrodescendientes, y las mujeres”, agregó.

Fuente: Meganoticias

Comenta!