OPINION: La producción de alimentos requiere respaldo y atención de las autoridades

92

“¿Por qué el precio del dólar y la inflación ahogan a los productores de alimentos, y a cada chileno? Principalmente por la incertidumbre política. Varios economistas concuerdan que el tipo de cambio está $200 por sobre el nivel estimativo normal, producto del permanente estado de fricción al que hemos estado expuestos desde el estallido de violencia de octubre de 2019, y que esperemos termine con el plebiscito de septiembre”, sostiene el Director Ejecutivo de SAGO A.G. en su columna publicada en el Diario Austral de Osorno

Hace algunos días, junto a los productores de fruta de nuestra región, nos reunimos con FEDEFRUTA y la Seremi de Agricultura, para trabajar en soluciones para un sector, que a pesar de entregar empleos, y constituir una actividad agrícola emergente en la zona, silenciosamente ha sido víctima de una triada de factores que le ahogan y ponen en peligro: los altos precios de los insumos, los problemas en las cadenas logísticas de distribución, y el alto precio del dólar y la inflación.

Estamos convencidos que la producción de arándanos, cerezas y otras especies frutales, tienen mercado, y posibilidades de crecer. Sin embargo, sus productores viven momentos de incertidumbre, ante la posibilidad de que en la próxima temporada se repitan los problemas que hoy les mantienen endeudados y complicados. Y también están ocupados de la amenaza que constituyen otros países competidores, como México y Perú.

Por ello, hemos planteado la necesidad de que se establezcan urgentemente créditos con aval del Estado, que permitan a los productores de frutas poder salir efectivamente de esta coyuntura; y que el Gobierno disponga de medidas que permitan no poner en riesgo la seguridad alimentaria, ante un escenario económico local e internacional adverso.

¿Pero por qué el precio del dólar y la inflación ahogan a los productores de alimentos, y a cada chileno? Principalmente por la incertidumbre política. Varios economistas concuerdan que el tipo de cambio está $200 por sobre el nivel estimativo normal, producto del permanente estado de fricción al que hemos estado expuestos desde el estallido de violencia de octubre de 2019, y que esperemos termine con el plebiscito de septiembre.

Si bien un alto precio del dólar, convertido a pesos, podría ser positivo para los exportadores, la incertidumbre termina castigando a toda la economía, haciendo que aumente el costo de productos importados (de los que dependemos en gran medida) así como insumos claves como el combustible y la energía. Con ello, el transporte, y la logística también cuestan más, debido a que nuestra infraestructura caminera y portuaria no está a la altura de las necesidades, lo que afecta irremediablemente al precio final de los alimentos. Y con ello, al bolsillo de todos los chilenos.

Este país que por mucho tiempo hizo las cosas bien, pero en los últimos años se entrampó en la pirotecnia y la parafernalia por la inacción de la clase política, que se despreocupó de los temas importantes, y que hoy de la mano de los slogans populares, aún no encuentra el camino para salir del callejón en el que ellos mismos nos encerraron, y que hoy nos ahoga. Todavía estamos a tiempo de remediarlo.

Por Christian Arntz MacEvoy
Director Ejecutivo Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A.G.

Publicada en el Diario El Austral de Osorno
Domingo 14 Agosto 2022

Comenta!