Pasajes: 2,3 millones de adultos mayores pagarán 50%

Tras el estallido social, en noviembre pasado, y la amplia agenda de demandas que presentó la ciudadanía, el Congreso acordó con el Ejecutivo una medida concreta para aliviar los bolsillos para las personas que poseen menores ingresos: el 50% de rebaja en la tarifa del transporte urbano para los adultos de más de 65 años a partir del 1 de julio. Eso es el próximo miércoles e incluye buses urbanos, rurales, Metro y trenes a nivel nacional, en una medida que proyecta beneficiar a 2.260.222 personas.

Dentro de los próximos días, el gobierno efectuará el lanzamiento de la medida. Según informó Transportes, este subsidio al pasaje de la tercera edad involucra un desembolso de $ 90 mil millones para el Estado, recursos que se entregarán a empresas de transportes a modo de compensación, por la rebaja tarifaria.

La disposición deberá ser implementada en 31 mil buses, como también en el resto del transporte mayor remunerado.

El tema del mecanismo ha sido lo más complejo. En la capital, donde la población de la tercera edad asciende a 904.297 personas, ya está zanjado que desde el 1 de julio podrán pagar con una “Tarjeta bip! Adulto Mayor”, la que -debido a la pandemia del coronavirus- será enviada a los beneficiarios a sus propios domicilios.

Los usuarios podrán solicitar el despacho a través del sitio web www.tarjetabip.cl y el costo de envío es de $ 1.350 por Correos de Chile. El valor de la tarjeta es de $ 1.550, el mismo que tiene una bip! tradicional.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, explicó que con la rebaja, los adultos mayores pagarán $ 350 por viajar en bus en la capital, mientras que la tarifa normal asciende a $ 700. También habrá rebaja del 50% en el Metro y el tren Alameda-Nos en todo horario.

Hutt aclaró que, en el caso de las regiones, los usuarios deberán exhibir su cédula de identidad al momento de subir a los microbuses o trenes, donde se acredite que la persona en cuestión nació en 1955, año establecido para el corte.

Regiones

La cartera informó en el Senado, a comienzos de junio, que se llegó a acuerdo para que haya un descuento en el pasaje en Arica, Antofagasta, Calama, Coquimbo-La Serena, Talca, Chillán, Los Ángeles, Temuco, Chiloé y Valdivia. En el resto de las regiones continúan las conversaciones, como Atacama y Valparaíso, donde se debe firmar un acta de acuerdo.

“Hemos mantenido conversaciones con los operadores por varios meses, con el objetivo de implementar este beneficio tan anhelado por los adultos mayores. No creemos que ellos tengan intención de restarse, ya que entienden que esta iniciativa favorece a un grupo con muchas necesidades económicas”, señaló Hutt.

Una visión diferente tienen algunas empresas. “Los valores que quiere entregar el gobierno son bastante bajos. Cada sector tiene una tarifa y eso hace más complejo calcular cuál es la compensación”, advirtió el dirigente de microbuses de Valparaíso, Reinaldo Sánchez, sector que actualmente agrupa a 2.200 buses.

Tito Gómez, secretario general del Consejo Regional Sur del Transporte, afirmó que en Puerto Montt hubo cuatro días de paralización de los empresarios del sector, debido a que no estaban conformes con el monto que se entrega por bus, el cual ascendía a $215 mil por máquina. Ahora, recibirán $ 400 mil. “Todos estamos de acuerdo con la rebaja a los jubilados, pero el tema es cuál es el monto que les pagarán a las empresas”, expresó el dirigente.

Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico de la U. San Sebastián, afirmó que “se trata de una medida claramente positiva, pero no existe ninguna obligación de que los operadores implementen el beneficio. Y muchos operadores no quieren firmar, porque no saben a cuánto asciende el subsidio que les entregará Transportes”.

Fuente: La Tercera

Comenta!