Presidente Boric: “Una distribución más justa de la riqueza le permite a Chile ser un país más integrado, más cohesionado”

24

En un acto realizado en la sede de Gobierno, al que concurrieron ministros y ministras de Estado, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde y la diputada Gael Yeomans, el Presidente Gabriel Boric junto al ministro de Hacienda, Mario marcel y la subsecretaria de la cartera, Claudia Sanhueza, encabezaron un acto en que el Gobierno dio a conocer los ocho principios que contendrá la reforma tributaria, los que fueron resultado del ciclo de encuentros sociales realizados en todo el país para levantar la reforma.

Estos se desarrollaron entre el 19 de abril y el 4 de junio. En total se realizaron 93 actividades: 75 audiencias públicas en cuatro regiones del país, 17 encuentros ciudadanos en las capitales regionales de todo Chile y un encuentro ciudadano virtual con participantes de distintos lugares.

Mediante este proceso se escuchó a 75 expertos, equipos de especialistas o representantes de organizaciones que entregaron propuestas específicas, 460 representantes de organizaciones sociales o personas naturales que participaron en encuentros ciudadanos en representación de 181 organizaciones sociales y más 150 representantes de organizaciones o personas naturales, de manera telemática.

En la publicación de las conclusiones que arrojaron estas instancias, el Presidente Boric relevó el proceso de haber convocado a distintos sectores de la sociedad, para responder a una pregunta que es relativa a la justicia.

“Para nosotros el lograr una reforma tributaria que sea legitima y duradera, tiene que ir más allá de un sector político. Por eso yo he recalcado de manera insistente, también aprendiendo de las experiencias del pasado de que esta reforma tributaria no es contra alguien, es una reforma para Chile, es una reforma para un desarrollo más justo y equitativo”, señaló.

Para efectos de viabilizar la reforma, el jefe de Estado expresó que “vamos a necesitar de consensos importantes para lograrla. Por eso nos dimos tiempo para hacer este diálogo social, ahora viene un proceso de trabajo prelegislativo y esperamos contar con la buena voluntad por cierto de todos los sectores políticos para poder sacar esto adelante porque tenemos la profunda convicción de que una distribución más justa de la riqueza le permite a Chile ser un país más integrado, más cohesionado, y un país que está más cohesionado, que es más justo, que es más equitativo, es un país que puede crecer mejor”.

“Nosotros nos propusimos establecer un diálogo amplio, también con expertos y expertas, gremios y consultoras especializadas y utilizar los resultados de esos encuentros, de ese diálogo, en el diseño de los principios que sustenten el sistema tributario y en los cuáles se base la reforma tributaria, darle contenido al objetivo de amalgamar la reforma tributaria en un nuevo pacto fiscal que de manera inédita incluye a la ciudadanía en esta conversación“, destaco la subsecretaria de Hacienda, Claudia Sanhueza.

De estos diálogos se desprendieron ocho principios: Progresividad y equidad, Transparencia y eficiencia¸ Compromiso en el cumplimiento tributario¸ Simplicidad; Educación y asistencia al contribuyente, Corresponsabilidad; Certeza y estabilidad, y Adaptabilidad. En ellos estará asentada la reforma tributaria, la que será presentada el próximo 30 de junio y remitida al Congreso Nacional en varios proyectos de Ley.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, indicó que “por ejemplo uno incluirá todo lo que es impuesto a la renta, evasión y elusión, por otro lado royalty minero y un poco más adelante se incluirán proyectos sobre impuestos correctivos, incluyendo impuestos verdes y un proyecto de ley de rentas regionales”. 

Respecto a la fórmula legislativa, señaló que “vamos a ingresar a la Cámara de Diputados de acuerdo a lo que señala la Constitución, el o los proyectos referidos a impuesto a la renta, impuesto patrimonial y reducción de exenciones, mejora en el rendimiento tributario, reducción de la evasión y la elusión, todo eso va a ingresar a la Cámara de Diputados inmediatamente después que se haga la presentación más general y en el caso del royalty minero vamos a ingresar una indicación al proyecto que está en discusión en el Senado y de esta manera entonces las dos iniciativas van a poder discutirse en paralelo”.

A continuación, el detalle de los ocho principios emanados de los encuentros sociales para la reforma tributaria.

  1. Progresividad y equidad: lo primero se refiere a que la tasa de impuestos aumente a medida que se incrementa el patrimonio, y que las exenciones estén debidamente justificadas ya sea por razones económicas o de interés social. Mientras que lo segundo se asocia con el hecho de que similares transacciones o niveles de renta, el tratamiento tributario sea el mismo, también en los diálogos se percibió que el concepto de equidad está ligado con la dimensión territorial.
  2. Transparencia y eficiencia: se refuerza la obligación del Estado de disponer de mecanismos de información, evaluación y rendición de cuentas para que las personas conozcan el destino de la recaudación.
  3. Compromiso en el cumplimiento tributario: referido a prácticas como la evasión y la elusión de impuestos que son mal evaluadas por la ciudadanía en general.
  4. Simplicidad: facilitar el entendimiento del aporte que debe realizar cada contribuyente. Comprender y poder proyectar el monto de los impuestos se asocia con menos horas y costos administrativos en declarar los impuestos, y por el lado del Estado en reducir la complejidad de la fiscalización.
  5. Educación y asistencia al contribuyente: contar con más información, formación, y orientación sobre el pago de impuestos.
  6. Corresponsabilidad: cualquier sistema tributario contiene obligaciones para todos los actores. Se entiende que esta es la forma en que los ciudadanos se vinculan con el Estado y son co-partícipes y co-responsables de los bienes y servicios que dispone el Estado para mejorar la calidad de vida.
  7. Certeza y estabilidad: La certeza jurídica entendida como la permanencia de las reglas que ordenan al sistema tributario, evitando movimientos o interpretaciones que podrían ser contradictorias dentro de períodos breves.
  8. Adaptabilidad: los tributos se deben ir reforzando o modificando a medida que el país o las sociedades van evolucionando. Se recomienda que las reformas consideren la evidencia nacional e internacional, y recurran a los tipos de impuestos y mecanismos que se utilizan en los países desarrollados o que se discuten a nivel internacional.

Fuente: radio.uchile.cl

Comenta!