Primer ataque tras militarización de zona macrosur: CAM declaró «defensa» contra la «ofensiva»

Un ataque incendiario destruyó esta tarde tres camiones, tres camionetas y cuatros máquinas forestales de la empresa forestal Nahuelbuta al interior del fundo Santa Lidia, ubicado entre las comunas rurales de Traiguén y Lumaco, Región de La Araucanía, en el primer atentado de este tipo desde que el Presidente Sebastián Piñera decretara este mismo martes la militarización por «grave alteración del orden público» y el Estado de Excepción en cuatro provincias de la macrozona sur.

«Seis sujetos encapuchados, portando armas de fuego, ingresaron e intimidaron a trabajadores forestales y posteriormente hicieron un recorrido aplicando acelerante a distintas maquinarias. Al retirarse, efectuaron múltiples disparos hacia las personas», detalló el prefecto de Carabineros de Malleco, el coronel Cristian Mancilla.

El Órgano de Resistencia Territorial (ORT) Pelontraro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) se adjudicó esta noche el ataque incendiario en un comunicado, argumentando, entre otros temas, que la acción es parte de un proceso de «defensa» contra la «ofensiva» de Piñera.

«En Traiguén camino a Lumaco, en el Fundo Santa Lidia, el ORT Pelontraro de la CAM responde a la ofensiva del Gobierno de Sebastián Piñera, quien envió a militares al Wallmapu para atacar al movimiento autonomista mapuche, esto en defensa de los intereses del gran capital, forestales y colonos», se señala en el documento.

«Responderemos así con la convicción de reconstruir y defender nuestros lof e itrofilmongen», que en lengua mapuzungún significa «biodiversidad» o «todas las diversas vidas», se agrega.

El decreto de Piñera abarca a las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Biobío, y a las provincias de Malleco y Cautín, en La Araucanía, y tendrá una duración de 15 días, prorrogables por otras dos semanas, que para una tercera extensión deberá contar con la autorización del Congreso.

Estas y otras zonas del sur han experimentado en el último tiempo una ola de violencia con frecuentes ataques a maquinaria agrícola y predios, cortes de carreteras, huelgas de hambre de presos mapuche y tiroteos con víctimas mortales.

Según cifras oficiales, los acontecimientos policiales se incrementaron un 94 por ciento en los primeros 6 meses de 2021.

Fuente: Cooperativa

Comenta!