Sector agrícola alerta “grave” situación por fuertes lluvias: “Desastre puede ser mayor que el de junio”

139

El impacto por las fuertes lluvias en la zona centro y sur del país es un problema que aqueja gravemente al sector agrícola, quienes advierten que la situación se podría agudizar aún más debido a los pronósticos del tiempo.

Aquello, considerando que muchos de los afectados se venían levantando del sistema frontal de junio. Lo que agrava aún más el panorama.

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Antonio Walker, sostuvo que por ahora es “muy complejo hacer un balance de daños y pérdidas, pero sabemos que la situación en O’Higgins, El Maule, Ñuble y Biobío es muy complicada”.

En ese sentido, remarcó que “hay agricultores y trabajadores agrícolas que han perdido sus casas y sus fuentes laborales. Muchos ya habían sido afectados por las fuertes lluvias de junio”.

Walker enfatizó en que les preocupa el sistema frontal pronosticado para las próximas horas en la zona centro sur del país.

“Serían al menos 100 milímetros de agua los que caerían, los cuales llegarían a agravar aún más la situación de cultivos frutícolas, hortícolas y vitivinícolas, además de la infraestructura hídrica y de trabajo en los campos”, aseveró.

Ante esto último, el líder de la SNA, consideró que “la mejor medida de emergencia es agilizar y facilitar la entrega de recursos a través de las distintas herramientas de financiamiento públicas y privadas, con el objetivo de que el mundo rural pueda levantarse cuanto antes”.

Por su parte, el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela advirtió que “es muy difícil cuantificar el daño más allá de los testimonios que hemos empezado a recibir”. Esto, en medio de que recibió reportes de O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío sobre el impacto de las lluvias y desbordes de ríos en zonas productivas frutícolas”.

“En estos momentos, los fruticultores estamos combatiendo las lluvias en los predios” añadió. Valenzuela aseguró que durante toda la semana pasada se prepararon para este nuevo evento y que ahora se encuentran “tratando de no darle tregua a la lluvia, que nuevamente esta afectado a zonas dañadas”.

Ante las consecuencias al sector agrícola, el presidente de Fedefruta, se refirió a las medidas de prevención de daños para “asegurar el trabajo y en abastecimiento en la temporada que viene”.

Sobre esto último, planteó el despliegue de trabajadores y recursos, y planes de contingencia para evitar mayores daños.

“Sin embargo ya hemos recibido reportes e imágenes de huertos dañados en Maule y Ñuble, con predios de arándanos anegados y con productores y trabajadores agrícolas tratando de sostener, en lo posible, la situación”, aseveró.

El presidente de la asociación de Canal Melado (comuna de Colbún de la Región del Maule) Carlos Diez, quien lidera a 4 mil accionistas de riego de agricultura, y en que el canal de riego se abastece a 28 mil hectáreas entre Linares y Longaví también se refirió a la afectación.

“Lo que ha provocado (las lluvias) es que todos los ríos de acá de la provincia estén todos desbordados, los canales de riego o los que llevan agua. Por lo tanto hay bastante daño en las casas que están apegadas a los sectores cerca de los ríos. Bastante grave la situación, la parte material es baste grave.

Respecto a los sistemas de riego, sostuvo que “la verdad es que es muy grave esta situación. Llevábamos 52 días preparándonos y limpiando del evento anterior en junio y todo esto esta nuevamente perdido, por lo tanto es volver a cero”.

En ese sentido, ve un panorama oscuro para el fin de temporada, y advirtió que “nosotros partimos regando en septiembre, queda poco tiempo y la foto que tenemos muestran un desastre mayor al que tuvimos en junio”.

Respecto a la afectación al sector agrícola, aseguró que “es grave porque están todos los cultivos atrasados”.

En esa línea, expresó que “hay retraso en todo lo que es parte agrícola, los insumos son parte importante de esto y están carísimos. Y lo peor de todo es que hay pronósticos para una primavera que será helada, por lo tanto podemos tener daños que nos afecten los cultivos y eso va significar también pérdidas en la producción”.

En cuanto a las ayudas estatales, planteó que hoy “es difícil hoy decir a donde enfocar los fondos”.

En ese sentido, enfatizó en que “lo principal es ver el tema de los seguros agrícolas, proponer fondos que ayuden a la pequeña agricultura para salir adelante y lo principal también es a todos los sistemas de riego, fondos para hacer las defensas fluviales necesarias y limpiar los canales de riego. Va por ese lado lo que hay que partir haciendo, después veremos hacia donde van los fondos”.

Fuente: Emol

Comenta!