UNICEF y ACNUDH piden al Gobierno implementar plan de migración que garantice derechos

Iquique, 25 de Septiembre del 2021. Serios incidentes se produjeron en la marcha anti migrantes en Iquique, donde participaron miles de personas. Alex Diaz/Aton Chile

Este lunes y medio de la crisis en el norte del país, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, y la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, solicitaron al Gobierno implementar un Plan de migración que garantice los derechos de quienes ingresen a Chile, especialmente de niños, niñas y adolescentes.

Esto, con el propósito de cumplir «con los tratados internacionales suscritos por Chile», recordando que «el Estado tiene la obligación de respetar y proteger los derechos humanos de todas las personas que se encuentran bajo su jurisdicción, sin distinción alguna de nacionalidad o estatus migratorio, lo que incluye prestar asistencia humanitaria».

En ese sentido, ambos organismos reiteraron su rechazo ante los hechos de violencia ocurridos durante el fin de semana en Iquique, luego de que en el marco de una manifestación un grupo incendiara pertenencias de extranjeros que habitaban irregularmente en el sector.

Con lo anterior, instaron al Ejecutivo a adoptar todas las medidas necesarias para «que se investiguen y sancionen los hechos de violencia, junto con incorporar medidas para reparar y otorgar protección a las víctimas».

Asimismo, respecto a los desalojos de espacios privados y públicos, como el ocurrido el día viernes den Plaza Brasil, «deben realizarse respetando los estándares internacionales, evitando que las personas desalojadas queden sin albergue o expuestas a violaciones de otros derechos humanos, especialmente tratándose de niños, niñas y adolescentes».

Con lo anterior, enfatizaron en que el plan de migración debe «garantizar el respeto de los derechos de las personas que ingresan al país en situación migratoria, lo que significa asegurarles acceso a un lugar de acogida; pero también debe resguardar los derechos de las personas que viven en el país y que se ven afectadas por la llegada de personas en dicha situación, recordando que es responsabilidad del Estado velar por la convivencia pacífica y respetuosa de las personas que viven en el país, entregando las herramientas necesarias para ello».

Finalmente, ante la llegada masiva de personas migrantes y refugiadas venezolanas, llamaron e evaluar «la apertura y expansión de canales regulares, seguros y accesibles que faciliten una migración ordenada y respetuosa de los derechos humanos».

Fuente: Emol.com

Comenta!