Varios heridos de bala en un tiroteo en una estación de metro de Nueva York

36

Varias personas han resultado heridas este martes por impactos de bala en una estación del metro de Nueva York, ha informado la policía de la ciudad, que investiga el incidente. El suceso, en el que también se ha reportado una explosión en los andenes, ha ocurrido en plena hora punta, en torno a las 8.30 de la mañana, hora local (seis horas más en la Península) en la estación de la calle 36, que da servicio a tres líneas. Según las primeras informaciones, cinco personas habrían resultado heridas de bala, aunque medios locales elevan el balance de heridos a 13.

“A las 8:27, la policía recibió una llamada de emergencia de una persona que recibió un disparo en el metro” en Brooklyn, confirmó una fuente policial a la agencia France Presse. Las autoridades han pedido a la ciudadanía que evite transitar por la zona. La policía busca a un hombre con una máscara de gas y un chaleco naranja de los utilizados en el sector de la construcción.

La agencia Reuters informó de la existencia de artefactos sin detonar en la estación. El Departamento de Policía de Nueva York, no obstante, confirmó que no se han hallado explosivos activos en los andenes.

Las tres líneas de metro que dan servicio a la estación registran ahora mismo considerables retrasos, mientras la investigación policial continúa. La autoridad urbana de transporte de Nueva York (MTA, en sus siglas inglesas), que gestiona el funcionamiento del metro, no ha proporcionado más detalles del suceso. También el portavoz del alcalde, Eric Adams -que el domingo dio positivo en covid-19 y trabaja aislado en su domicilio-, declinó hacer comentarios al respecto.

El episodio añade aún más presión a las autoridades para atajar la oleada de violencia y los temores de la población a una creciente inseguridad en las calles, lo que obstaculiza el impulso de recuperación de la ciudad tras la pandemia. Este lunes, precisamente, el presidente Joe Biden anunció nuevas regulaciones para frenar la proliferación de armas fantasmas, o de fabricación casera, que están causando estragos en las calles de Nueva York. El viernes pasado, una joven de 16 años murió por una bala perdida, salida precisamente de una de esas pistolas fantasmas, cuando volvía a casa del instituto. El presunto autor, de 17 años, fue detenido.

Fuente: El País

Comenta!