Entre 100 y 150 venezolanos buscan en Osorno una nueva patria

En medio de la noticia de un naufragio en el mar, donde zozobró una embarcación con 30 venezolanos que intentaban llegar ilegalmente a las Antillas Holandesas, con un saldo de 5 muertos, 16 sobrevivientes y casi una decena de desaparecidos, en Osorno se produce el encuentro de compatriotas de ese país que ya suman cerca de 150 integrantes.

Para el Periodista, JESUS AMARISTA, radicado en Chile hace 3 años, quien llegó tras el amor de una osornina, la actual situación que vive su país a nublado totalmente el sueño Chavista, luego que fuera por 11 años muy cercano a Hugo Chavez, con responsabilidad en los eventos presidenciales en el canal de TV del estado, a cargo del estudio de producción de ese medio y anteriormente trabajó también en medios privados.

Hoy está desencantado porque la corrupción minó a su país y el sueño se ha transformado en una pesadilla encabezada por Nicolás Maduro.

Hace un símil entre las colas en su país y la difícil lucha por conseguir alimentos, con el escenario vivido en el Gobierno de Salvador Allende y espera que no termine de la misma forma, porque estima que su pueblo no se merece un desenlace de esa índole.

JESUS AMARISTA, hoy es un ex chavista dolido por la suerte que vive su patria, explica que cualquiera que hoy esté en la oposición podría haber sido partidario del chavismo, por el alto respaldo que tuvo.

 

Mientras AMARISTA descargaba su atormentado corazón, al ver desde Chile a su sufriente país, se produjo un llamado telefónico JOSÉ SANTOS BARRIOS, Presidente de la comunidad venezolana Andrés Bello de Osorno, quien confirmó que ya son cerca de 150 compatriotas los que llegaron a Osorno buscando un nuevo hogar y relató como salieron en forma urgente de esas tierras.

 

JOSÉ SANTOS BARRIOS, afirmó que hoy ya no importa si son de izquierda o derecha, porque se convierten sólo en venezolanos y albergan el sueño de volver algún día para reconstruir lo que pueda ser rescatado, esperando aprender de los chilenos en esta experiencia.

Es así como mientras venezolanos mueren escapando de su país en lo que parece una nueva Cuba en Sudamérica o caen en saqueos para conseguir alimentos, otros se encuentran y abrazan en tierras chilenas para comenzar a reconstruir sus vidas, proceso en el cual los chilenos somos vitales para devolver la hospitalidad de la cual ellos alguna vez también derrocharon generosidad.

Comenta!