El agricultor osornino que mostró su pasión al mundo

467

Bernardo Eggers, de 77 años, es un agricultor de la zona de Puyehue, cerca de Osorno, en la Región de Los Lagos. Su terreno, de 400 hectáreas, tiene como función principal producir leche, pero no sólo eso: también alberga un museo de automóviles.

“Es una historia súper loca”, responde, entre risas, cuando se le pregunta cómo formó el museo. Todo comenzó cuando, en 1992, su afición por los autos y la fotografía lo llevó a comprar un vehículo Buick Century de 1955 para tomarle fotos.

Esa adquisición lo motivó a adquirir después una camioneta igual a la que manejaba su papá cuando él era niño, del fabricante estadounidense Studebaker, que dejó de producir vehículos en 1966.

Desde ahí no paró: en noviembre de 1994 compró seis Studebaker más. Para eso, asegura, tuvo que pedirle permiso a su esposa, Ruth Fröhllich. Entre esos estaba un modelo Champion convertible del año 50. “Ese fue el que motivó hacer el museo. Era demasiado distinto a los demás que existían en esa época, con líneas mucho más suaves y apariencia futurista. Pensé que merecía ser exhibido”, recuerda.

A su mujer y a sus hijas esto les pareció una locura. “Me dijeron para hacer un museo tienes que mostrar por lo menos unos 25 autos . Así que hice una locura verdadera: puse todo el terreno en hipoteca para tener el dinero. Y aunque no lo crean, mi familia me apoyó”, cuenta. Eso sí, le pusieron una condición: que ningún auto fuera puesto a la venta. “Hasta ahora la he cumplido”, afirma.

Con el dinero reunido compró 20 Studebaker más. Dice que le costaron “entre 2.000 y 3.000 dólares los más caros (entre $1.360.000 y $2.040.000, en moneda actual), que estaban en buenas condiciones, andando y con papeles al día”.

El museo se inauguró el 17 noviembre de 1995 con 25 autos. “Hoy tenemos 152. De ellos, 77 son Studebaker. Fuera de Estados Unidos, en ningún otro lado del mundo hay tantos vehículos de esa marca juntos”, relata Eggers, con orgullo.

Muchos de ellos corresponden a donaciones. “Unos 70 han sido donados por personas, muchas de ellas anónimas, que no quieren que la historia de su vehículo se pierda”, cuenta.

Recién en 2007 pudo comprar lo que siempre buscó: una camioneta Studebaker 2R5 igual a la que tenía su papá, pero esta vez en buen estado para ser manejada. “Compré una del 51, pero el modelo es igual a la del 49. El interior es totalmente igual al original y hasta tiene el mismo olor”.

“Moncopulli”, el museo de autos que fundó Bernardo Eggers, se encuentra en el km 25 de de la Ruta Internacional 215, que une Osorno con Puyehue. Para llegar en auto se debe tomar esa ruta en el cruce de Osorno. Y en Osorno se pueden tomar los buses interurbanos que van a Puyehue o Entre Lagos. Hay que bajarse en el km 25 y caminar unos pocos metros.

El museo funciona de 10 a 20 horas (del 15 de diciembre al 15 de marzo) y de 10 a 18 horas (del 16 de marzo al 14 de diciembre). Cierra los lunes, en Navidad y en Año Nuevo. Entrada: $4.500 (adultos) y $3.500 (estudiantes).

créditos www.lun.com

Comenta!

15 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.