A 10 años del 27/F, Onemi pide políticas públicas vinculantes

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, sostuvo que en el país que vivimos hay que adaptarse a la geografía que tenemos, lo que hace que “aprendamos a convivir con el riesgo y tomar las medidas correspondientes”.

En conversación con El Diario de Cooperativa, Toro sacó conclusiones en el décimo aniversario del terremoto del 27 de febrero del 2010 que alcanzó los 8,8 Richter con epicentro en Cobquecura, hoy Región de Ñuble.

La catástrofe, que dejó en entredicho la preparación de Chile para terremotos y tsunamis de esta magnitud, provocó la muerte de 523 personas y 23 desaparecidos.

Ricardo Toro comentó que en estos últimos 10 años se ha avanzado en el desarrollo de tecnologías en la prevención de las posibles catástrofes, no solo en el área telúrica, sino también en el cuidado de incendios y emergencias climáticas.

“En un país que es tan sísmico como Chile tener memoria de lo que ocurrió, lo que nos podría ocurrir y en este caso el 2010 (…) es un punto de inflexión, donde a partir de ello se establecieron desarrollos continuos, en capital humano, en infraestructura, en desarrollo tecnológico, en capacidades operativas y preventivas para marcar una injerencia con respecto a lo que falló el 2010 y hay un avance sustancial con respecto a ello”, recalcó.

Y apuntó que “estamos sustancialmente mejor” desde el 27/F y quedó “demostrado” en los terremotos de Iquique, en 2014, y Coquimbo y 2015, con cambios como la extensión del servicio a 16 oficinas regionales, avisos a celulares y simulacros.

Toro detalló que “es importante que Chile tenga políticas públicas que sean vinculantes, entender que Chile por alta vulnerabilidad requiere de que la situación funcione y que todo el mundo entienda que tiene por obligación tener que desarrollar lo que permite que un país se enfrente adecuadamente a las emergencias”.

De esta manera, instó a aprobar desde el Legislativo los proyectos que le otorgan mayores facultades al organismo. “El presupuesto ha permitido los desarrollos, siento que los Gobiernos han cooperado en el desarrollo de la Onemi con el objeto de alcanzar los niveles que tenemos”, agregó.

“Hoy día la Onemi asesora y coordina, en la ley supervisa las acciones, por lo tanto ahí va a tener una forma de poder indicar que no es conveniente y que no se puede construir en ese lugar y se puede controlar que eso sea así”, dijo.

Y añadió que “tenemos que entender que nosotros estamos en una angosta faja de terreno, la mayoría de nuestras ciudades están en frente a la costa, están en los faldeos de los volcanes, entremedio de los bosques y eso hace que nosotros aprendamos a convivir con el riesgo y tomar las medidas correspondientes si es que vamos a tener que construir en zonas que tengan esas características”.

Fuente: Cooperativa

Comenta!