Muere director del hospital de ciudad epicentro del coronavirus

111

El director de un hospital de la ciudad china de Wuhan, epicentro del nuevo coronavirus, murió este martes víctima de la epidemia COVID-19, informaron los medios estatales.

Liu Zhiming, director del Hospital Wuchang -de los más importantes de la ciudad-, falleció después de “fracasar todos los esfuerzos por salvarlo”, informó la cadena de televisión estatal CCTV.

La epidemia de COVID-19, que surgió en diciembre pasado en Wuhan -capital de la central provincia de Hubei-, ya mató a cerca de 1.900 y contagió a unas 72.000 en China continental, la gran mayoría en esa región.

Según un informe dado por las autoridades chinas el pasado viernes, seis miembros del personal han muerto y 1.716 han sido contagiados.

La muerte de Liu fue inicialmente reportada por medios chinos y blogueros poco después de la medianoche del martes, pero la información fue más tarde eliminada y reemplazada con reportes de que los médicos todavía estaban tratando de salvarlo.

Después de que los informes iniciales de su muerte fueran negados, el hospital dijo que los médicos le estaban dando tratamiento que le salvaba la vida.

La muerte de Liu trajo a la memoria el fallecimiento de un oftalmólogo de Wuhan, Li Wenliang, un médico que había alertado a las autoridades al comienzo de la epidemia, y que fue reprimido y amonestado por las autoridades.

El deceso de Li desató el malestar popular contra las autoridades, acusadas por mal manejo de la crisis y de no haber reaccionado a tiempo.

Este martes, en las red social china Weibo, muchos usuarios lamentaron el fallecimiento de Liu y lo compararon con el de Li.

En ambos casos, sus muertes fueron reportadas inicialmente en los medios de comunicación estatales -posteriormente eliminadas- y sus muertes negadas, antes de ser finalmente confirmadas.

“¿Todos han olvidado lo que le pasó a Li Wenliang? Intentaron por la fuerza resucitarlo después de su muerte”, escribió un usuario de Weibo.

Otro comentario dijo que Liu “murió anoche, (pero) algunas personas son adictas a torturar cadáveres”.

Un etiqueta acerca de la muerte de Liu alcanzó 29 millones de visitas la tarde del martes.

Muchos médicos en Wuhan han tratado a los pacientes sin mascarillas o trajes de protección adecuados o han usado varias veces el mismo equipo, cuando deben cambiarlo con regularidad.

Muertos e infectados

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad de China elevó este martes el balance del brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad de Wuhan a 1.868 muertos y a 72.434 contagiados.

Las autoridades sanitarias de China han confirmado 1.886 nuevos casos hasta la noche del domingo por el coronavirus, así como 98 muertes, de las que 93 fueron en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, tres en Henan y una en Hebei y Hunan.

No obstante, el Gobierno ha anunciado este martes que se han registrado 79 casos fuera de Hubei, lo que supone, por decimocuarto día consecutivo, un nuevo descenso en estas zonas más allá del epicentro del brote.

También, 1.701 pacientes recibieron el alta médica, lo que supone un total de 12.522 personas recuperadas de la enfermedad. China ha hecho el balance también de sus regiones administrativas con estatus especial y ha indicado que hasta el sábado había 56 casos confirmados de coronavirus, entre ellos un fallecido, en Hong Kong, diez casos en Macao y 18 en Taiwán. Además, un paciente en Hong Kong, tres en Macao y dos en Taiwán han sido dados de alta tras su recuperación.

Aunque el epicentro del coronavirus está en Wuhan y la mayoría de casos se registran en China, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa y América. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia sanitaria internacional a finales de enero y ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Los datos de fallecidos por el brote del nuevo coronavirus superan a los registrados a causa del brote de SARS o síndrome respiratorio agudo que se detectó por primera vez en 2002. En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa de este virus, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.

Fuente: La Tercera