Agenda valórica y la nueva Constitución marcaron el último Te Deum Evangélico en la era Piñera

Con la presencia del Presidente Sebastián Piñera, se realizó este viernes el tradicional Te Deum Evangélico en el Centro Cristiano Internacional, en la comuna de San Joaquín, en el contexto de las Fiestas Patrias.

La ceremonia -la última que se realiza frente al actual Jefe de Estado, cuyo segundo mandato finaliza en marzo de 2022- se desarrolló con normalidad, con críticas de los oradores a la denominada agenda valórica que se discute actualmente en el Congreso y con llamados a la Convención Constitucional pidiendo libertad religiosa. 

El culto, que en 2020 fue realizado en Las Condes con un aforo muy reducido debido a las restricciones por la pandemia del Covid-19, recibió al Mandatario y a la primera dama, Cecilia Morel, con un pie de cueca antes de su inicio.

También participaron en el acto diversas autoridades, entre ellas ministros de diversas carteras, la presidenta del Senado, Ximena Rincón(DC); el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva; y los comandantes en jefe de las cinco ramas de las Fuerzas Armadas y de Orden.

José Antonio Kast (Partido Republicano) fue el único de los siete candidatos presidenciales que fue invitado por las Iglesias evangélicas.

En tanto, la presidenta de la Convención Constitucional, la académica y activista mapuche Elisa Loncon, acusó problemas de agenda y no estuvo presente en la celebración religiosa de esta tarde.

CRÍTICAS EVANGÉLICAS POR «AGENDA VALÓRICA» Y LLAMADOS A LA CONVENCIÓN

En la ceremonia, el obispo Héctor Cancino, líder de la Coordinadora de Unidades Pastorales Evangélicas de Chile, dedicó fuertes palabras a la «agenda valórica» que ha distanciado a la comunidad evangélica del Gobierno, después de la urgencia que le dio el Presidente Piñera al proyecto de ley de matrimonio igualitario tras su última Cuenta Pública.

Por otro lado, la autoridad evangélica hizo un llamado a los convencionales a cargo de redactar la Carta Magna que reemplace a la actual: «Consideramos y exigimos que la nueva Constitución Política de Chile contemple, entre otros articulados, consolidar categóricamente los derechos de la libertad religiosa, la libertad de expresión y la libertad de conciencia.Rechazamos todo pensamiento ideológico contrario que pretenda erradicar el cristianismo, las sagradas escrituras -la Biblia- y toda expresión religiosa y de fe de nuestro país.Creemos convincentemente que es nuestro derecho profesar con libertad nuestras creencias religiosas», dijo.

En una rueda de prensa tras el Te Deum, y consultado por los cuestionamientos de la comunidad evangélica al apoyo del Ejecutivo a la ley de matrimonio igualitario, el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio (UDI), garantizó que «el hecho de haberle puesto urgencia a un proyecto de hace mucho tiempo es motivo de convicción y no de conveniencia».

«No creemos que esto tenga alguna implicación electoral. Al menos el Gobierno lo hace por convicciones y nunca por materia de conveniencia», planteó el portavoz.

«Nosotros creemos que precisamente para fortalecer la familia, para dar relevancia y protección y reconocimiento a esas uniones entre personas y también a los hijos y las hijas que puedan nacer de esa unión de largo plazo, nos parece que es una buena medida hoy día, en el respeto a la libertad y la diversidad, avanzar en el matrimonio igualitario», señaló Bellolio.

«Lo que se ha expresado hoy es un sinnúmero de materias en las cuales estamos profundamente de acuerdo, como los valores que significa el respeto a la vida, a la dignidad humana, a la libertad de conciencia, a la libertad religiosa, a la libertad de las distintas expresiones, a un Estado laico respetuoso de las distintas religiones y denominaciones y espiritualidades, en donde las personas no se realizan en las cosas materiales sino que están en una búsqueda de identidad, de espiritualidad y de trascendencia. Todas esas materias las compartimos plenamente junto al pueblo cristiano», afirmó el vocero.

 

PANDEMIA
Durante la ceremonia, uno de los temas que más énfasis se le dio es la pandemia del Covid-19 y las miles de vidas que se ha llevado, por lo que el capellán nacional evangélico de Carabineros, obispo Eric Matus, hizo el llamado a honrar su recuerdo.

«Dios ayuda para quienes viven con tristeza y dolor, para las personas que están sintiendo pérdida y están traumatizados por el Covid-19. Recordamos y honramos también a todos los que han servido a nuestro país y fallecido durante esta pandemia, al personal de las Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad y Gendarmería de Chile, por las familias y amigos que esto dejaron atrás», detalló el obispo.

«Dale Dios el consuelo a quienes lloran la partida de uno de sus seres queridos. Protege y guía a aquellos que se esfuerzan por encontrar una cura», puntualizó Matus durante esta ceremonia.

En tanto, el obispo Héctor Luengollamó -durante una oración- a «gobernar con Dios por delante y establecer la autoridad de la Iglesia en el país».

Fuente: Cooperativa

 

Comenta!