Agricultores piden mayor participación en el debate de la reforma Laboral.

284

Luego que el gobierno anunciara aplicar un veto presidencial a la Reforma Laboral tras su revés en el TC., el presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago), Christian Arntz, lamentó esta decisión, señalando que en este sentido se sigue obviando las particularidades del sector agrícola, su dependencia de la naturaleza y el hecho de que un 80% de los trabajadores del rubro forman parte de pequeñas y medianas empresas.

El dirigente gremial agrega que como está planteada la reforma, no representa el sentir del sector agrícola, porque no se hace cargo de su compleja realidad. De tal forma es que en su momento se hicieron ver a todas las autoridades de gobierno y parlamentarios, estas particularidades del rubro, “pero da la impresión que  el mundo político ha hecho oídos sordos a las recomendaciones de Sago y de los sindicatos que agrupan a los trabajadores agrícolas”, sentenció.

Christian Arntz fue enfático en señalar que esta Reforma Laboral tampoco considera el otro eslabón de la cadena, que se refiere a la industria procesadora de productos, que puede verse enormemente perjudicada al no poder contar con la herramienta del reemplazo de los trabajadores, en caso de que estos determinen una huelga. De tal manera criticó también la prohibición del reemplazo considerada en el proyecto, ya que- aseguró  el dirigente de Sago- ella no asume la estacionalidad de la actividad productiva, lo perecible de los productos y las complejidades de sistemas productivos que interactúan con seres vivos.

Finalmente dijo que de no mediar cambios profundos a la reforma laboral, ésta no sólo restringirá la libertad de elección y la privacidad de los trabajadores, ya que también terminará generando condiciones inviables a muchas pequeñas y medianas empresas agrícolas, creando mayor concentración y menores incentivos para la contratación de trabajadores, aseveró Arntz.

Commentarios

commentarios