Ante masivas muestras de respeto fue sepultado en Rancagua el carabinero Daniel Palma Yáñez

162

Ante masivas muestras de respeto, fue sepultado en Rancagua el carabinero Daniel Palma Yáñez, quien falleció luego de recibir dos disparos en su cabeza durante una fiscalización en el centro de Santiago.

En la presente jornada, y ante una multitud de gente, el cortejo dejó la Catedral de Rancagua, donde se le realizó una misa. En el templo, tanto su hermano como el general director de Carabineros lo despidieron con emotivos discursos.

Durante el responso en la iglesia, la máxima autoridad de la institución anunció el ascenso de manera póstuma a suboficial mayor de Daniel Palma y también se informó del renombramiento la Cuarta Comisaría de Santiago a “Suboficial mayor Daniel Palma Yáñez”.

El cortejo fúnebre se dirigió al cementerio Nro. 2 de Rancagua, donde fue acompañado por cientos de personas que se apostaron en las calles de la comuna, entre los que escucharon gritos pidiendo justicia.

Posteriormente, el cuerpo del uniformado llegó al campo santo, donde la familia solicitó a los medios de comunicación no ingresar al recinto.

El hecho ocurrió a las 21:00 horas del miércoles en la intersección de calle Arturo Prat con Avenida Matta, en el marco de un procedimiento focalizado en el sector del Teatro Caupolicán.

Cuando el cabo iba a fiscalizar a un automóvil Audi, de manera sorpresiva los ocupantes le dispararon dos veces en la cabeza.

Fue trasladado de urgencia en una ambulancia del SAMU a la ex-Posta Central, donde se mantuvo en estado grave, hasta que en horas de la madrugada del jueves se confirmó su deceso.

Daniel Rodrigo Palma Yáñez (33), oriundo de Rancagua, estuvo nueve años en la institución y pertenecía a la 4ª Comisaría de Santiago.

Era casado con Darline Vergara, con quien tiene un hijo de cuatro años y una bebé en camino. Tras su muerte, el cabo Palma se convirtió en el mártir 1.233 de Carabineros.

Fuente: Meganoticias

Comenta!