Apoderados reaccionaron ante nueva insistencia del ministro de Educación, Raúl Figueroa

27 DE MAYO 2020/SANTIAGO Alumno universitario tomando apuntes en su clase online , durante la cuarentena regional debido a la pandemia COVID-19 que afecta al país FOTO CAMILO ALFARO/AGENCIA UNO

«La situación es grave, no confiamos en esta autoridad» dijo Dafne Concha, presidenta de la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación, que a su vez manifestó que «lo primero es cuidar vidas (de los estudiantes)».

El ministro descartó, de momento, la supuesta obligatoriedad de clases presenciales después de las vacaciones de invierno, luego de que más temprano trascendiera de que el Gobierno apunta a retomar el regreso a las aulas a partir de julio, en parte debido a los resultados negativos del Diagnóstico Integral de Aprendizajes.

Dafne Concha, presidenta de la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación, manifestó que «para las familias, para los papás, para las mamás, para quienes son responsables de los niños, lo primero es cuidar sus vidas».

«Cuando se ve que la situación es grave, con una autoridad indolente, justamente la reacción es: ‘no confío en esta autoridad’. Un niño que muere no puede seguir estudiando. Si yo voy a arriesgar a un hijo, una hija, a un estudiante, a un joven, a ir al colegio porque se va a quedar sin los contenidos, quiere decir que como Estado fallamos absolutamente», señaló Concha.

 

Fuente: Cooperativa

Comenta!