Autoridades de Osorno por venta de Essal: “Se están liberando de las responsabilidades del gran error que cometieron”

Diversas reacciones y cuestionamientos han surgido entre las autoridades locales ha generado la venta por parte de Aguas Andinas de 100% de la participación directa e indirecta (53,51%) que posee en la Empresa Sanitaria de Los Lagos (Essal), tras llegar a acuerdo con la canadiense Algonquin Power & Utilities Corp. (APUC).

Para concretar dicha operación, APUC lanzará una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) por el total de las acciones de Essal, a un precio de US $ 0,18001375412 por acción. Es decir, el 53,51% que Aguas Andinas posee en Essal corresponde a unos US$92,3 millones.

En julio del pasado año un derrame de petróleo de 1.100 litros al río Rahue mantuvo a alrededor de 50 mil hogares sin agua potable por más de 10 días, desatando una crisis sanitaria.

Tras conocerse la noticia de la venta, el alcalde de Osorno, Jaime Bertin (DC), dijo que era predecible que ocurriera. “Con esto, simplemente se están liberando de las responsabilidades del gran error que cometieron y el daño que causaron. La comunidad vivió momentos muy duros que a pesar de las sanciones no han sido compensados como esperaban. El Estado tiene una burocracia que permite esto ocurra, lo que es lamentable, y el Gobierno tiene una deuda con Osorno por no concluir de una buena vez el proceso de caducidad”, señaló a El Austral de Osorno.

Luis Álvarez, presidente de la Asociación de Consumidores de Osorno (ACO), precisó que Essal, de esta forma se desliga de toda responsabilidad administrativa, jurídica y social por la grave falta cometida a la dignidad de osorninos y evidencia que el Gobierno no concretará la caducidad.

“Aún existe la opción que el Gobierno cierre el proceso y caduque la concesión, independiente de las transacciones que los privados estén realizando. Además, el Estado no tiene atribuciones para acotar tiempos, porque más de un año sin respuesta es una despropósito y tampoco puede frenar este tipo de operaciones que burlan a los ciudadanos en sus derechos y sentir”, comentó el dirigente.

Eliana Catrilef, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, también cuestionó el rol del Estado y el Gobierno frente a todo lo ocurrido en Osorno, ya que sostuvo que estas acciones son las que luego generan desconfianza y molestia de la ciudadana en los gobiernos.

Por su parte, los trabajadores de Essal han manifestado su incertidumbre ante el escenario laboral al que se enfrentarán luego que se concrete la transacción financiera.

José Pacheco, presidente del Sindicato de Trabajadores Técnicos y Profesionales de Essal (Sittpessal), reconoció que existe inquietud entre los operarios de la sanitaria, ya que “estos procesos son complejos especialmente para los trabajadores”, aunque recalcó que la operación no ha terminado, puesto que “hay otros dos accionistas, que son Ibáñez y Corfo, que deben decidir qué hacer con su participación”, según consigna el diario El Llanquihue.

Aún así, advirtió que para resguardar los derechos de sus asociados, tanto en lo que se refiere a aspectos colectivos como individuales, “tendremos como herramienta principal, la experiencia de los procesos de traspaso ya vividos”.

El líder sindical criticó -entre otros aspectos- que sólo a través de un comunicado, enviado a todos los trabajadores, se enteraron de la operación de venta de la participación de Aguas Andinas en Essal.

Fuente: Emol

Comenta!