Balazo que mató a la detective era de arma de la PDI

 

Mañana lunes se realizará la reconstitución de escena del procedimiento policial en el que el pasado 13 de junio murió la joven detective Valeria Vivanco. El incidente fatal se produjo en los límites de las comunas de La Pintana y La Granja.

Se conocieron más antecedentes sobre el dramático hecho que provocó el fallecimiento de la subinspectora. Esta semana se dieron a conocer nuevos detalles que producen un vuelco en el caso.

Entre ellos, la desvinculación de los tres funcionarios que estaban junto a Vivanco durante la emboscada que acabó con su vida.

El Mercurio tuvo acceso a la investigación y reveló detalles en su edición de hoy.

Un informe de la propia Lacrim de la PDI reveló que el proyectil que mató a la subinspectora provenía de la pistola institucional marca Jericho 9 mm. El arma pertenecía a uno de los detectives que ese día viajaban en el asiento posterior al de la subinspectora Valeria Vivanco.

Fuentes de la investigación explicaron al diario que el funcionario sostendría que no disparó a la víctima. Asimismo, sus compañeros también mantendrían la versión sobre el nulo campo de visión que tenían al momento de los hechos.

Los mismos conocedores del caso revelaron que el detective habría mantenido la versión ante las autoridades de la institución.

El caso judicial lo sustancia el fiscal de Delitos Violentos de la zona Metropolitana Sur, Christian Toledo, quien le habría tomado declaración al funcionario PDI la semana pasada.

Comenta!