Canciller Allamand: “Estaremos en la primera línea cuando las vacunas estén disponibles”

Desde su gira por Europa, el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, aseguró que Chile será uno de los primeros países en recibir vacunas contra el coronavirus una vez que estén autorizadas para su distribución.

El canciller recordó que la estrategia del Gobierno frente a conseguir una inoculación efectiva ha sido “no poner todos los huevos en la misma canasta, por así decirlo”.

Pero en vista de la ratificación de la eficacia de la fórmula de Pfizer y BioNTech en el Reino Unido, remarcó que “tenemos contratos cerrados con cinco o seis laboratorios, uno de los cuales es precisamente Pfizer. En consecuencia, vamos a estar en condiciones de estar en la primera línea cuando las vacunas se encuentren disponibles”.

“Ahora ahí, créanme, hay una carrera generalizada: todos los países quieren estar también en primera línea, entonces hay que hacer toda una gestión, que en muchos casos se efectúa reservadamente, para tener acceso a las dosis, para tener una cierta cantidad”, detalló, en especial porque la mayor parte de los tratamientos experimentales requieren dos inyecciones separadas.

Allamand agregó que posterior a eso se ahondará en el traslado, pues “hay que tener una cadena logística de frío, particularmente para esas vacunas que son de última generación”.

“Pero estamos bien preparados y vamos a estar en la primera línea cuando la vacuna esté disponible -insistió el ministro- y por supuesto, cuando tenga las autorizaciones de nuestros organismos de salud, pero hemos trabajado bien en ese sentido desde hace ya muchos meses”.

OCDE orientará a los convencionales

Respecto a sus gestiones en Europa, el canciller adelantó que este mismo miércoles “acabamos de firmar un acuerdo con la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) para generar un acompañamiento técnico al proceso constituyente de primer nivel”.

De esta forma, el Gobierno cumpliría con el aporte en esta línea de los integrantes de la Convención, como lo instruye la reforma que permite el cambio a la Carta Fundamental, y el ministro asegura que estos serán “buenos insumos, porque Europa tiene mucha experiencia en términos de cómo se conforman los regímenes políticos, que son uno de los temas de la Constitución”.

También prevé que entreguen elementos sobre la consolidación de “los derechos sociales, cómo dejarlos escritos; temas de última generación, como son derechos constitucionales de los consumidores, el tratamiento del medioambiente; derechos que tienen que ver con la era de la digitalización”, entre otros.

Por otro lado, asegura que en el viejo continente “se aprecia muy bien el que hayamos podido encausar democrática e institucionalmente el estallido”, e incluso su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, consideró “muy valioso” que “a eventos que tuvieron que ver con manifestaciones masivas muy pacíficas, pero también violentas, la respuesta haya sido democrática” .

“Una cosa que a todo el mundo le llama mucho la atención y muy positivamente es que esta Convención vaya a ser paritaria. Lo destacan todas las personas con las que me he reunido”, añadió el ministro, “de manera que el proceso en general es visto con mucho interés y afán de seguirlo y acompañarlo”.

Fuente: Cooperativa

Comenta!