Casi mil viviendas sociales en la Región de Los Lagos se han entregado a personas que no las usan

 

En plena etapa de levantamiento de información, fiscalizaciones y apertura de procedimientos judiciales se encuentra actualmente el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para recuperar viviendas que aparentemente se habían entregado a familias vulnerables y que en realidad terminaron siendo utilizadas para otros fines.

Según datos del MINVU, durante los últimos cinco años se han entregado en todo el país 158.358 viviendas a través de los subsidios habitacionales del Fondo Solidario de Elección de Vivienda y del Fondo de Integración Social y Territorial. Sin embargo, al menos 10.712 están siendo mal utilizadas.

La cifra es conservadora, estimándose que podría haber un número mayor de propiedades en la misma situación, quitándole la oportunidad a otros postulantes del subsidio que no han sido favorecidos y que sí requieren casa propia.

El Director Regional del MINVU, Fernando Gunckel, confirmó que dentro de la región de Los Lagos, la cantidad de viviendas sociales que están siendo mal utilizadas por sus propietarios llegan a 897.

 

Gunckel hizo un llamado a denunciar estos casos aportando antecedentes fidedignos para iniciar un procedimiento de restitución, enfatizando en que las viviendas sociales están destinadas a las personas que más lo necesitan.

 

Se estima que alrededor de un 30% de las pesquisadas están arrendadas, mientras que otro 30% se encuentran ocupadas por terceros no vinculados al beneficiario. Además, alrededor de un 40% de las pesquisadas estarían abandonadas o usadas esporádicamente, pudiendo ser calificadas como una segunda vivienda.

En ese contexto, el MINVU desarrolla una estrategia denominada “Plan 10 Mil”, iniciativa que busca recuperar estas viviendas que son usadas fuera de la norma para posteriormente, entregárselas a las familias que más la necesiten.

Comenta!