Christian Arntz Mac-Evoy: Cerezas chilenas y la confianza en China

Una noticia falsa en redes sociales chinas sobre un supuesto hallazgo de trazas de Covid-19 en un contenedor de cerezas importadas desde Chile que fue replicada por un medio local llamado Daily, dio origen a 300 mil artículos con 2,5 billones de reacciones. Cuando la información fue desmentida, ya era tarde: el daño a la imagen de este fruto nacional era gigantesco.

La situación es grave por una razón muy sencilla: nuestras cerezas están en “una sola canasta”, ya que China representa el 93% del consumo de este producto chileno a nivel mundial y Chile maneja el 95% del mercado chino de esta cotizada fruta.

La noticia falsa generó que los precios de venta cayeran 59% en los mercados mayoristas y en la venta por local la cereza chilena bajó hasta en 70 por ciento. Más de 190 millones de kilos aún están en sus cajas sin poder ser vendidos, lo que equivale a US$1.200 millones.

En la provincia de Zhejaing, en el este de China, los precios de la cereza chilena que antes se vendía a 60 yuanes por kilo (9 dólares), cayeron a 16 yuanes (2 dólares).

Las cerezas, cuyo trabajo de cosecha es muy demandante de mano de obra, constituyen hoy el 25% de las exportaciones no mineras de Chile y el 5% del total de exportaciones a China, por una cifra que en 2020 alcanzó los US$1.300 millones. El tema, por lo tanto, es de una gran complejidad.

Nuestros productores han realizado grandes inversiones para satisfacer la demanda asiática de cerezas porque confían en la seriedad de esa nación, sin embargo, el recuerdo de la paralización de exportaciones australianas a que dio curso China por razones políticas nos hace estar muy alertas respecto de la forma como procederán las autoridades de ese país en nuestro caso: la confianza en nuestro socio comercial, por lo tanto, hoy está sometida a prueba.

Los productores chilenos han debido realizar un desembolso de unos 1,5 millones de dólares para desmentir en ese país la noticia falsa que ha generado un grave daño que aún se puede reparar, si las investigaciones sobre el origen de este posible ataque o un lamentable error se esclarecen con la celeridad que el caso amerita: esto es lo que esperamos de nuestro principal socio comercial.

Comenta!