Codelco paraliza todos sus proyectos en el norte y reduce dotación en Chuquicamata

El Covid-19 ha ido progresivamente afectado a cada uno de los sectores productivos del país y la minería no es la excepción.

Y es que si bien el rubro parecía no haber recibido tan fuerte el impacto de la pandemia, la realidad es que la rápida propagación del virus en la región de Antofagasta obligó al sector a tomar medidas drásticas.

Por ello, y como parte de un nuevo paquete de medidas sanitarias para contener el virus, Codelco, decidió este sábado la paralización de la construcción de todos sus proyectos en la zona, y además, procedió a reducir la dotación de trabajadores en la división Chuquicamata donde, de hecho, han fallecido dos trabajadores, uno propio y un contratista, a causa del virus.

Con esto, queda suspendida completamente la construcción de Chuquicamata Subterránea y otros proyectos divisionales. En cuanto a la operación de esa división, a partir de ahora se realizará solo con personal residente en Calama.

La desmovilización comenzará a implementarse de forma inmediata o en la medida que finalicen los turnos vigentes, a fin de “permitir la disminución de los desplazamientos desde otras regiones y la reducción de la densidad de la dotación propia y de colaboradores”, dice el comunicado de la estatal.

Desde Codelco además indican que la firma “realizará los esfuerzos por mantener su nivel productivo, de modo de no afectar los recursos que genera para el país”. Este punto adquiere mayor relevancia si se considera que, sin esta medida, ya se espera un Imacec para mayo y junio con cifras de contracción de dos dígitos similares al -14,1% experimentado en abril.

Con esta decisión, Chuquicamata bajará su dotación en 45%, tanto propia como de terceros.

Medidas adicionales

Según informó Codelco, desde mayo pasado todas las operaciones de la empresa ya habían reducido en cerca de un 30% su dotación, a través de la aplicación del teletrabajo para las personas con condiciones de riesgo de salud y aquellas con posiciones factibles de realizarlo. Asimismo, los proyectos habían disminuido su actividad al mínimo, realizando las labores que fueran factibles según las condiciones sanitarias.

Los sindicatos de Codelco han manifestado su preocupación por la situación sanitaria en la corporación. Precisamente, la división más afectada es la de Chuquicamata. Allí, al 18 de junio se contabilizan 119 trabajadores infectados con Covid-19, de los cuales al menos una decena de ellos estaría en estado crítico, según denunció la dirigente del Sindicato de trabajadores N°2 de Codelco Chuquicamata, Liliana Ugarte.

De hecho, los sindicatos habían pedido el cierre del aeropuerto de Calama para evitar más contagios en dicha ciudad.

Ugarte acusó que en la zona “los contagios están desatados” y denunció que “las autoridades nos han dejado en total abandono; no consideran necesario cerrar el aeropuerto que semanalmente tiene un flujo cercano a los 4 mil trabajadores y tampoco han autorizado el hospital de campaña para descongestionar el Hospital del Cobre y el Hospital Carlos Cisterna”.

Fuente: Pulso- La Tercera

Comenta!