Como adecuado calificaron desde Vialidad el comportamiento de la red de caminos durante lluvias

Luego de que en la última semana se registrara la mayor cantidad de precipitaciones en lo que va del año en la región, en específico en la provincia de Osorno, son los caminos rurales de ripio o sin asfaltar los que se vieron más afectados.

Según indicó en entrevista con Radio Sago el Director Regional de Vialidad en Los Lagos, Enzo Dellarossa, el comportamiento de los diferentes caminos de la región fue adecuado, pese a la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo.

 

Las corridas del volcán Osorno en Petrohué, los derrumbes en sectores de la Ruta U-400 y otras en San Juan de la costa, las inundaciones de la Ruta U-220 en Quilacahuín, son parte de los puntos críticos que aparecen año a año en época de lluvias y mal tiempo.

Es por eso que Dellarossa explicó que hay planes de contingencia para atender esas emergencias y que la capacidad de respuesta es inferior a 24 horas.

El Director Regional también aseguró que con el proceso de vacunación se estaría retomando el trabajo en distintas obras viales de la región, las que, reconoció, se han visto ralentizadas por la pandemia y los problemas que han surgido en la cadena de suministros.

Sobre los avances en la Ruta U-400 al mar en la provincia de Osorno, en la que esperan licitar un nuevo tramo durante el segundo semestre, Dellarossa aseguró que llevan alrededor de un 70% de progreso en la primera etapa y que de aquí a cuatro años debería estar repuesta al menos hasta el sector de Puaucho.

Comenta!